Aukeratutako atala ◊ Trino Meseguer ◊

• Domingo, Enero 10th, 2021

Hace tiempo pusimos la presentación del trabajo de Trino sobre estos escritos Trino Meseguer: Pech Maho

Ahora adjuntamos el trabajo completo:

Pech Maho 1 y 2 son dos plomos en escritura ib√©rica muy especiales. Ambos fueron encontrados¬† en una habitaci√≥n de un¬† ‚Äúcomptoir‚ÄĚ ib√©rico -vecino hoy de la localidad francesa de Sigean (Languedoc-Roussillon)-, en medio de objetos desordenados y rotos, muros derruidos, dolia, producto todo ello de la destrucci√≥n del oppidum a finales del s. III.

En todo momento, mi estudio sobre ambos plomos y sobre el grafito de uno de los dolia encontrado, en nada difiere de trabajos m√≠os anteriores sobre documentos ib√©ricos. Pero, a medida que el estudio iba avanzando, mi asombro iba en aumento al comprobar las similitudes entre ese vocabulario ‚Äúib√©rico‚ÄĚ -cincelado por un escriba ‚Äúibero‚ÄĚ-parlante entre los siglos II y III- y las ra√≠ces de diccionarios de euskera que iban siendo necesarias para obtener una traducci√≥n coherente.

Esto es especialmente significativo en algunos verbos que vamos encontrando, como p. ej.

LEKAŇĒKE =¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† PODR√ćA TRAER ( M, Pech-Maho 2, lekarke )

- GILE, РKILE  =HA CEDOR, sufijo ibérico ( M, Pech-Maho 2, kilekarke)

Cuando vamos encontrando paradigmas verbales en dos lenguas ‚Äúdiferentes‚ÄĚ, siendo esas dos lenguas de la misma familia, es muy probable que se trate de la misma lengua.

Desde luego, hay una diferencia considerable entre los textos encontrados en Alicante/Murcia, en caracteres j√≥nicos, y los textos de PM. Por poner un ejemplo, yo he sido incapaz de producir una traducci√≥n veros√≠mil del plomo de la Serreta de Alcoy. Y, a medida que uno va subiendo por la costa levantina, va notando un gradiente entre los diversos vocabularios con que se va trabajando….

As√≠ que ¬Ņno ser√≠a l√≥gico encontrar, cerca del Pirineo franc√©s, grandes similitudes con la lengua hablada al otro extremo del arco monta√Īoso?

Si verdaderamente sois curiosos, yo os insto a dar un buen vistazo a este estudio que os adjunto.

PECH MAHO: el euskera del siglo III

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Martes, Diciembre 15th, 2015

Trino Meseguer Agullo

La famosa “pesa” de Santa Coloma de Gramanet, ahora en el Museo de Arqueolog√≠a de Catalu√Īa, ha venido siendo tomada como tal, como una pesa, porque tiene una anilla de hierro que permite c√≥modamente asir una piedra redondeada que, supuestamente es el peso

Pero no si se tiene en cuenta un texto ibérico escrito sobre la piedra.

Ya es sospechoso que la medida de su masa total (aro de hierro + piedra), que multiplicado por “g” (gravedad, 9,8 m/s2), nos da el peso del objeto vaya a ser un objeto de naturaleza mixta piedra/hierro..

Inveteradamente se han venido confeccionando las pesas de una sola materia, p. ej. bronce. Bien es cierto que algunas pesas han tenido un relleno de plomo, pero esto es algo que facilitaba la labor de confeccionar un “peso” determinado. Nada que ver con la dif√≠cil¬† tarea de confeccionar una solid√≠sima anilla de hierro (que creo recordar funde a¬† 1200¬ļ cent√≠grados) y luego “incrustarla” solidamente en una piedra: esto es una labor considerable.

Someto a todos vosotros mi análisis de ese texto ibérico que es bien corto.

MLH C.8.2

GM.14

Santa Coloma de Gramanet. Pesa de piedra  blancuzca muy dura , con asa de hierro.

Hay diferencia de lectura entre G√≥mez Moreno y Untermann en MLH. GM¬† da, en Miscel√°neas, 1948, ustaiabaŇēarban. Nosotros coincidimos con Untermann en leer una n intermedia.

Análisis del texto ibérico.

USTAINABAŇĒARBAN¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† USTAI / N¬†¬† APAŇĒ / AR / BAN

USTAI = Aro, cerco ( Mu, 1, c ); pendientes,  aretes, zarcillos en forma de aro ( Mu, 3, ANG );  roscón, rosca  grande de pan ( Mu, AN ); abrazadera, manija, zuncho ( Mu, 7, c )

USTAI = Aro ( Az, 1, AN,B,G )

USTAI = Aro, cerco, abrazadera, manija, zuncho, etc., morfema ibérico (M, GM.14, Misceláneas, C.8.2, piedra

con aro, ustai; Orleyl 7, F.9.7, selkiniustai)

-N = Sufijo locativo o inesivo ( Az, 2, c )

-N = En, sufijo locativo ib√©rico (M, GM. XXXVIII, Abengibre, obinin; Mogente, sioltirikan, binoŇõaŇēikan; GM.10, Miscel√°neas, C.1.22, odin; GM.14, Miscel√°neas, C.8.2, ustainabararban; GM.15,¬† Miscel√°neas,¬† C.10.1, Santa Perpetua de la Moguda, auruninkika; GM.22,¬† Miscel√°neas, D.8.1, Cogul, iltirten.; GM.23,¬† Miscel√°neas, D.10.1, Fraga, a√ľeteikeoen; GM.26,¬† Miscel√°neas, C.21.1, Tivissa, fiale de plata, boutintibas; Fl.36, Liria, F.13.41, ..tarbarinir; Fl.57, Liria, F.13.24, iarban; Fl. Liria 95, F.13.2, ieren; Villares 2, F.17.6, aten; Orleyl 2, F.9.2, aekiten; Pech-Maho 1, 1c, abelkirtika:n, abo:n; Marsal A,a, tursbiterokan; Marsal B,a, sandeunbiteian, ikunbiteutin; Marsal B,b, kaulbiterokan)

APARA = Acertar, conseguir ( Az, B )

APARA = Blanco para el tiro ( Mu, 1 , B ); apara egin = acertar en el blanco ( Mu, 2,  B )

AR = Lapideo ( Mu )

(K) AR = Piedra, morfema ibérico (M,  GM XXIX, Ilipa, koduuaratio )

ARBASTU = Desbaste de piedra ( Mu, B )

ARBASO = Pedrera, cantera de piedra ( Mu, 1 )

ARBOS = Pe√Īasco, morfema ib√©rico ( R, top. Les Arbes, cuatro pe√Īascos en¬† Alcoy ; arbosa = La Rabosa, Alic.)

BANA = Uno a cada uno ( Mu, 1, c ); uno a uno, de uno en uno, uno a uno ( Mu, 2, c )

BAN = Uno  a uno, todos, morfema ibérico ( M, Fl.1, Liria, F.13.21;

Fl.18, Liria, F.13.8; Fl.19,Liria,F.13.52[n]iban:ban; Fl.52, Liria, F.13.10; Fl.64, Liria, F.13.40; Fl.69, Liria,

F.13.19; Fl.74+78+84, Liria, F.13.20; FL.75, Liria, F.13.11;  Fl76, Liria, F.13.6; Fl.92, Liria, F.13.70, ban; Fl.2.

Liria, F.13.33, banite; Fl.9, Liria, F.13.5, banite; Fl.40, Liria, F.13.3, banite, bangudur, banir, bantir; Fl.9, Liria,

F.13.5, bankurs; Fl.52, Liria, F.13.10, bankurs; Fl.11, Liria, F.13.18, abartanban; Fl.14, F.13.57, ituban; Fl.15,

Liria, F.13.32, antorban; Fl.18, Liria, F.13.8, bankus; Fl.79, F.13.72, banebar; Fl.80, Liria, F.13.72, ..ban√ľbare;

Villares 5, F.17.1, kantobante; Orleyl 4, F.9.4, ban; Torre Seca 1, F.25.1, tetaeriarban; PA.1, F.20.3 A, kaurban;

PA.3, F.20.2, bartibanben; Pech-Maho 6, bankutur; GM.14, Miscel√°neas, C.8.2, ustainabararban; GM.25,

Miscel√°neas, E.11.1, Calaceite, ukunban; Sinarcas, F.14.1, seltarban√ľi; Pujol, F.6.1, baitesbaniekarse; Orleyl 5,

F.9.5, bidebakirsbane, banulirbaiturane, banuiresulu; Marsal B,b, bekorbanare, bankurs; rhyton de Ullastret, C.2.8

(vice) ban; falcata numantina, [..]banbalkeste ekiar; monedas, A6, 6.5, untikesken etaban; A18, iltirtasalirban)

USTAI / N    APAR / AR / BAN

Interpretación :            EN EL ARO ACERTAR  LAS PIEDRAS UNA A UNA..

En el ¬†Museu d’Arqueologia de Catalunya, tras consulta evacuada por mi, me informaron muy amablemente de que la medida interior de la anilla es de 34 mm.

Si atendemos a la interpretación del texto ibérico tal como está arriba expuesto, nuestro objeto  no sería una pesa  -como hasta ahora ha venido siendo tomado- sino un aro sobre un pedestal montado que serviría como blanco para ejercicio de honderos. A este fin  parece adecuado una buena base de piedra bien pesada y dura para evitar su destrucción por los proyectiles.

En cuanto al aro o ‚Äúdiana‚ÄĚ es bien robusto como se ve en la imagen y de muy buena calidad. Si todo ello fuera cierto, esa robustez y calidad han permitido a nuestro objeto haber resistido hasta ahora en buenas condiciones. Tambi√©n parece que se aprecia sobre la superficie haber recibido golpes contundentes, tanto la base de roca como el aro.

Es cierto que la dimensi√≥n interna del aro, los 34 mm. indicados, parece un poco reducida para que una piedra normal fuese lanzada a su trav√©s. No obstante, bien pudiera ser √©se un blanco destinado a honderos experimentados que, lanzando chinas m√°s bien peque√Īas y redondas, se hubiesen estado ejercitando en golpes muy certeros. Tambi√©n cabr√≠a la posibilidad de que hubiese sido destinado a ni√Īos honderos en ciernes: ya sabemos por las cr√≥nicas cl√°sicas, la habilidad alcanzada por los honderos baleares: ¬Ņpor qu√© no tambi√©n para los de Santa Coloma que, desde peque√Īos, se ejercitaran para conseguir la m√°xima habilidad?.

Creemos que bien valdr√≠a la pena investigar si lo que parecen impactos en la base de piedra y sobre la anilla misma lo son en realidad. Ello avalar√≠a la teor√≠a aqu√≠ expuesta de que la famosa ‚Äúpesa‚ÄĚ de Santa Coloma de Gramanet no es tal sino una ‚Äúdiana‚ÄĚ para honderos

Referencias:

Az¬† para¬† el¬† Diccionario vasco-espa√Īol-franc√©s¬† de Resurrecci√≥n Mar√≠a de Azkue.

Mu  para el  Diccionario vasco castellano de Plácido Mujika  Berrondo  S. J.

GM. para Gómez Moreno.

Fl. para Domingo Fletcher

MLH  y sus referencias para Untermann.

M    para  T. Meseguer.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• S√°bado, Abril 13th, 2019
Ed. Selleslagh
Mis comentarios se basan en mi visi√≥n del origen com√ļn del PIE y del Paleo-Europeo (vasco, ib√©rico, substrato LBK en el norte de Europa). Ver:
El ‘ke’ ib√©rico en su acepci√≥n de ‘y’ se puede relacionar con el PIE *-kwe (lat√≠n -que, celt√≠bero -kue, licio -k,…). Pero hay un problema: las lenguas PE son labilalizadas (labiovelar > labial), as√≠ que en ib√©rico tendr√≠a que ser -pe o -te (si se aplica la regla griega, ante e/i). As√≠ que no puede ser ib√©rico original. Supongo que se trata de un pr√©stamo (y por eso no est√° en vasco, con este significado) de una lengua IE del tipo Q, como el lusitano, el celt√≠bero o quiz√°s alguna m√°s.
El ‘-ke-’ verbal vasco es una cuesti√≥n totalmente diferente. Tiene efectivamente funcion de ‘potentialis’. Pero hay que notar, y contrariamente a lo que se ha dicho, potenciales/condicionales tienen una fuerte relaci√≥n con ‘pasados’en forma de subjuntivos (expresando la inseguridad), en muchas lenguas: ’si fuera…’ ‘if it were…’¬†… En lenguas IE antiguas se encuentra este elemento en formas de pret√©rito/aoristo: antiguo griego aoristos en -ke (3¬™ p.sg.), pret√©rito etrusco (supuestamente relacionado con lenguas anat√≥licas IE) en -ce (pronunc. -ke) (3¬™p.sg.). No viene de ning√ļn -kwe y por eso¬†no se ha labializado.
Trino Meseguer
Hola Eduard,
Estoy en desacuerdo contigo acerca de esa dualidad del /KE/ ib√©rico verbo-copulativa: creo que son la misma y √ļnica cosa. La raz√≥n ha quedado expuesta en mi art√≠culo y es, esencialmente, que ambas funciones de la part√≠cula -y otras que no han sido abordadas- son intr√≠nsecamente “potenciales”.
Tu esgrimes razones que se remontan muy atr√°s en el tiempo y yo me atengo a documentos cuyas inscripciones se pueden palpar. Dentro del riesgo que supone emitir hip√≥tesis creo, sinceramente, que mi teor√≠a es m√°s racional y pr√°ctica que la tuya…y si quieres llegar a resultados¬† estimo que el m√©todo por mi seguido es mejor.
Por otra parte, hace tiempo que introdujiste el tema del “celtic from the west”, de Barry Cunliffe y Koch: es un tema apasionante y¬† me dio mucha rabia que nadie recogiera el guante. Hace ya bastantes navidades que mi hijo me regal√≥ el primer tomo y desde entonces le ando dando vueltas: me gustar√≠a ver m√°s claro que la escritura de S.O. encierra una lengua c√©ltica o proto-c√©ltica.
Saludos tras esta ausencia mía.

Ya está bastante bien que estemos de acuerdo sobre lo principal de mi comunicación, el /KE/ ibérico y su semántica .

Cuando dices que ‚Äú treinta‚ÄĚ nos viene dado con ‚Äėorgei-abaŇē‚Äô recuerda que hace ya bastante tiempo hablamos acerca de esta secuencia, que yo traduc√≠a por ‚Äúle√Īa cortada‚ÄĚ ( no est√° escrito abar sino abara) y te d√≠ un buen art√≠culo sobre numerales, no recuerdo si de Eduardo Ordu√Īa o de alg√ļn otro. Tambi√©n te dec√≠a que no descartaba cambiar esa traducci√≥n por un numeral. Pero resulta que tambi√©n tenemos en Marsal la secuencia ABAŇĒKETOKE[ . As√≠ que ¬Ņcu√°l es ‚Äútreinta‚ÄĚ de los dos? En √ļltima instancia me decantar√≠a por ambos.

Ya he dado en mi comunicaci√≥n algunas razones de la deducci√≥n de los relictos fosilizados. Yo comprendo que te pueda llamar la atenci√≥n de que interprete /BASI/ como difunto pero aqu√≠ te van dos entradas m√°s del diccionario de M√ļjica que antes no hab√≠a incluido:

BAZI = Color pálido, desvaído, apagado, poco vivo ( Mu, 3, G )

BAZITU = Matar, rebajar un color ( Mu, 1 )

Y si tomas /BASI/ como ‚Äúsalsa‚ÄĚ, ah√≠ entra la aclaraci√≥n m√≠a del embadurnamiento de los cad√°veres para las piras junto al Ganges. En definitiva, en Ullastret, su comienzo ‚Äúar basiarrebe‚ÄĚ lo interpreto como ‚Äúlas hermanas del difunto var√≥n‚ÄĚ. Y de paso, Antoni, no me has dado raz√≥n de qu√© haces con el ‚Äúar‚ÄĚ inicial.

Tenemos aqu√≠ una joya trisilabica ‚Äúarrebe‚ÄĚ, hermanas de bar√≥n, en todo semejante a aquella secuencia del plomo de Tivissa ‚Äúbereter‚ÄĚ sacerdote. Matem√°ticamente, por el hecho de ser tris√≠labos, la opci√≥n de ‚Äúdar en el blanco‚ÄĚ al encontrar los mismos correlatos vascos actuales es √≥ptima. De verdad, Antoni, no comprendo ese af√°n de cortar esos trisilabos.

Te saludo de nuevo

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Lunes, Marzo 25th, 2019

El diccionario Azkue, corroborado por el  Agud-Tovar y otros, dice:

‚Äú ‚ÄďKe (c), elemento de conjugaci√≥n, que se aglutina inmediatamente despu√©s del n√ļcleo verbal e indica el futuro. Hay lenguas, como p. ej., el chino y el ingl√©s, en las cuales el futuro se indica con la idea de ‚Äúvoluntad‚ÄĚ. Nosotros, m√°s modestos en esta parte, lo indicamos con el sufijo que indica ‚Äúel poder‚ÄĚ. Nu yuan tsi, dicen los chinos; I will go los ingleses, lit. ‚Äúyo quiero ir‚ÄĚ. Los vascos dicen simplemente NOAKE, que significa “yo puedo ir” y tambi√©n “yo ir√©…etc.‚ÄĚ

La part√≠cula ib√©rica /KE/ fue muy productiva y yo la tengo registrada en mi diccionario ib√©rico, como acepci√≥n potencial, en los siguientes casos y en alg√ļn otro:

-KE = CAUDAL, afijo de potencialidad, de futuro ( R, Serreta 1, G.1.1; GM.26,¬† Miscel√°neas, C.21.1, Tivissa, fiale de plata, urketikes; Ullastret, C.2.3, amarkeborste; Marsal b,B, abarketoke; PA.2, F.20.1, ukalkebarsbe; Fl.40, Liria, F.13.3, urkebas; El Castell, C.4.1, sortikebatir; Enguera 5, F.21.1, otokeiltir; Ens√©rune, kabielakeuborike, e√ľsirike, erderike, lokarkikeebon; Orleyl 5, F.9.5, bitiŇēokebetense, uskeanerlati; Pech-Maho 1, 1a, bastike, kanbuloike; Pech-Maho 1, 1b, selkiborasalkideike; Pech-Maho 1,1c, aboeike; Pech-Maho 2, kilekarke, ertinke, lekarke; Marsal A,a, ilkala..kaiske; Marsal B,b, amarketoke[..),

Si asumimos que el ibero, en la ventana de tiempo que nos deparan los diferentes documentos registrados en este diccionario ibérico, es comparable al proto-eusquera en sus dos líneas temporales de existencia, no hemos dejado de percibir que ciertas partículas o palabras del actual eusquera no son sino sombras fosilizadas y simplificadas de lo que fueron sus campos semánticos si tomamos como hilo conductor al ibérico que vamos descubriendo en los documentos. Entre esos fósiles se encuentra nuestro -KE euskara. Aclararemos esto algo más tarde, no sin antes repasar algunos de esos términos eusqueras que yo creo discernir como puros fósiles.

BAZI es el primer f√≥sil que encontramos. Agud-Tovar registra¬† BASI como ‚Äúsalsa‚ÄĚ y M√ļjica muestra un BAZI con significado de ‚Äúcolor p√°lido, desva√≠do, apagado, poco vivo, aparte de otros derivados muy conspicuos.

El plomo de Ullastret (MLH, C.2.3) comienza con ‚ÄúAR BASI / AŇĒEBE‚ÄĚ que yo interpreto como ‚Äú Las hermanas del difunto var√≥n…‚ÄĚ. All√≠ se van exponiendo los regalos para el difunto. Es un plomo t√≠picamente funerario. Recordar√© que en la India, junto al r√≠o Ganges, se entregan los cad√°veres a la pira debidamente embadurnados para facilitar la combusti√≥n.

En la estela de Sinarcas (MLH, F.14.1) encontramos la secuencia

BASI / BALAR / √úBAR / √úI¬†¬† que yo traduzco por¬† ‚ÄúEN LA URNA CINERARIA METIDOS‚ÄĚ

En el plomo VII de Orleyl (MLH, F.9.7), indiscutiblemente el¬† plomo f√ļnebre de un mercader, al final de la cara A, podemos leer BASI / AU / KEKU. Deduzco que quiere decir ‚ÄúBOCADO DE CABALLO DEL DIFUNTO‚ÄĚ

Por √ļltimo, en lo que a BAZI se refiere, el plomo Marsal, B,b. muestra un BASI / IK / ORTER[¬† por mi interpretado como ‚ÄúLA TINAJA DEL DIFUNTO‚ÄĚ.

Seg√ļn lo expuesto, como corolario pr√°ctico, cada vez que BASI aparezca en un documento ib√©rico indicar√° su naturaleza mortuoria.

La consecuencia natural y l√≥gica es que las traducciones que encontremos para el ‚ÄúBAZI‚ÄĚ euskara y sus derivados ser√°n f√≥siles sem√°nticos de las antiguas acepciones del proto-eusquera.

Pico de los Ajos II (MLH, F.20.1)

Estos plomos del P.A., I, II y III parecen tener una naturaleza agropecuaria con relaciones de impuestos o producciones de diversos lugares o fincas, centralizados por contadurías comunes.

En este documento se encuentra la secuencia ANBO / ŇöIL / DUN / UN

ANBO = Tronco cortado, cepa ( Az, B mond. )

- TILA = Diminutivo, ahora fosilizado. ( Az, Bc ).

Para m√≠ esta secuencia es el nombre del lugar, pueblo o finca de nombre ‚ÄúLA HACIENDA LLENA DE¬† TOCONES DE √ĀRBOLES‚ÄĚ. Pero lo importante para nosotros ahora es la secuencia -TILA que el mismo Azkue da como diminutivo fosilizado.

Y por √ļltimo llegamos a nuestra part√≠cula /KE/ ib√©rica y a su id√©ntico correlato euskara, que como nos dice Azkue tiene una naturaleza eminentemente ‚Äúpotencial‚ÄĚ: si encontramos un AMAŇĒ/KE/BORSTE, igual a quince (Ullastret, C.2.3) o bien AMAŇĒ /KE / TOGE ¬†igual a treinta ( Marsal B,b, amarketoke[ ) y algunos otros numerales complejos y constatamos su equivalencia al ‚ÄúY‚ÄĚ castellano, sin ninguna duda, hemos de pensar que el hecho de ‚Äúsumar‚ÄĚ o ‚Äúa√Īadir‚ÄĚ algo es substancialmente potencial y que, por ende, no nos deber√≠a extra√Īar encontrar un /KE/ ib√©rico traduciendo nuestro ‚Äúy‚ÄĚ espa√Īol.

Y sabemos, por m√ļltiples documentos iberos ‚Äďalgunos de los cuales arriba expuestos- que el morfo /KE/, ubicuo, no solamente tiene esa traducci√≥n ‚ÄúY‚ÄĚ sino que era muy flexible para diversos usos gramaticales, como puede verse a lo ancho del ‚Äúcorpus‚ÄĚy en mi trabajo sobre los plomos de Pech-Maho, por ejemplo. Con lo cual constatamos una tendencia generalizada, a lo largo de la vida del eusquera, a ir sembrando de f√≥siles su largo devenir: esto es lo propio de una lengua viva.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Apartado: Trino Meseguer  |  Un comentario
• Martes, Mayo 08th, 2018

En el II capítulo nos habla de toponimia. En él ha realizado un análisis de los algunos topóminos con la misma raíz con presencia en diferente lugares de Europa. Entre otros:

Capítulo II. Algo de toponimia.

De esto, pues, nos hemos servido para confeccionar una lista de nombres de localidades actuales en algunos de los pa√≠ses occidentales -principalmente Espa√Īa, Francia e Italia- que ¬†creemos pueden tener un origen ib√©rico. De esta forma el lector podr√≠a asimilar el hecho de haberse encontrado el h√°bitat ibero de Pech Maho en territorio franc√©s. La experiencia, como he dicho, ha suplido el pisar f√≠sico del terreno para cribar esta lista que no es exhaustiva, en absoluto:

a) Top√≥nimos tipo ‚ÄúArab√≠‚ÄĚ

Supuestamente, este top√≥nimo arranca de los ib√©ricos ‚Äúara‚ÄĚ, llanura, y ‚Äúbin‚ÄĚ, monte, colina, monta√Īa. En las cercan√≠as de Yecla existe una llanura, en la cual es muy conspicuo ‚Äúel Arab√≠‚ÄĚ, colina aislada que destaca desde muy lejos por su nitidez.

Arab√≠, Yecla, Espa√Īa.

El Arab√≠, 03698 L’Alf√†s del Pi, Alicante.

Punta Arab√≠, Ibiza, Espa√Īa.

Can Arab√≠, Mallorca, Espa√Īa.

Aramon, 30390, Gard, Francia. Monte en una llanura, a orillas del río Gard.

b) Top√≥nimos tipo ‚ÄúArbin‚ÄĚ.

Derivar√≠an de unos ibero-vascoides ‚Äúar‚ÄĚ, piedra, pe√Īa y ‚Äúbin‚ÄĚ, colina, monte.

Arbin, Laviana, Asturias, Espa√Īa.

Arbin, Francia, Arbin es una población y comuna francesa, en la región de Ródano-Alpes, departamento de Saboya, en el distrito de Chambéry y cantón de Montmélian.

c) Top√≥nimos tipo ‚ÄúArbas‚ÄĚ.

Correspondiendo a un vasco-ib√©rico ‚Äúar/bas¬ī‚ÄĚ (notaci√≥n vasca ‚Äúarbatx‚ÄĚ), es decir, ‚Äúpedrera‚ÄĚ (otro tipo de ibero-vasco ‚Äúcarol‚ÄĚ, ‚Äúquerol‚ÄĚ o ‚Äúcarihuela‚ÄĚ) hemos encontrado cinco top√≥nimos repartidos entre Espa√Īa, Portugal, Francia, Cerde√Īa y Alemania.

Cuatro de ellos est√°n al fondo de profundos valles u hondonadas, que pueden propiciar derrumbes del cascajo producido por los hielos o bajas temperaturas. El sardo est√° situado en un valle no tan profundo, pero, sin embargo, se denomina ‚ÄúPredas Arbas‚ÄĚ y ‚Äúpreda‚ÄĚ es cantera en espa√Īol. El √ļltimo, en Alemania, puede ser falso.

Arbas, Pirineos centrales, Francia

Arbas, Cangas del Narcea, Espa√Īa

Predas Arbas, Nuoro NU, Cerde√Īa, Italia.¬† ‚ÄúPreda‚ÄĚ en italiano es ‚Äúcantera‚ÄĚ.

Arribas, Fafe, norte de Portugal

Arbach, Alemania

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Apartado: Trino Meseguer  | Etiquetas: , , ,  |  A√Īadir comentario
• Lunes, Mayo 07th, 2018

Pech Maho- Capítulo I

Trino nos habla en este trabajo sobre la presencia de la lengua ib√©rica aportando datos que nos une, entre otras cosas, a la obra de Blasco Ferrer, recientemente fallecido que impuls√≥ la relaci√≥n entre el paleosardo y el euskera-ibero. En su cap√≠tulo habla sobre las menciones de la lengua ib√©rica en Cerde√Īa:

Pech Maho, cap. 1, T.Meseguer.-1

Ya, en el siglo V a.C. Tuc√≠dides nos dec√≠a que los sicanos, que habitaban la parte occidental de Sicilia, eran iberos (¬Ņiberos del Jucar?) y √Čforo aseguraba que estos sicanos hab√≠an sido los primeros habitantes de la isla. La parte oriental era habitada por los s√≠culos, que hoy d√≠a se asimilan a uno de de los ‚Äúpueblos del mar‚ÄĚ, los shekelesh. Estos pueblos, provenientes, seg√ļn parece, del norte de Grecia, orillas del Mar Negro y mar Egeo, descendieron y empezaron a agruparse y atacar, por tierra y mar todo el mundo mediterr√°neo rico y desarrollado del Levante y Egipto en los a√Īos 1200 a.C. Otro de estos pueblos, los shardana o sherden, tiene relaci√≥n con otro asentamiento en Cerde√Īa, supuestamente por la misma √©poca.

En cuanto a esa posible v√≠a de transmisi√≥n de lenguas iberas por el norte de √Āfrica, ya en su d√≠a, Rom√°n del Cerro, de la Universidad de Alicante, aseguraba, tras haber hecho varias campa√Īas por Argelia interrumpidas por una guerra, que diversos dialectos bereberes, incluido el ‚Äúamazig‚ÄĚ, tienen indudables lazos ling√ľ√≠sticos con el ibero levantino y con el euskera.

Y ya, en llegando al Occidente, a los mismos territorios de la Pen√≠nsula que es adjetivada Ib√©rica, tendremos que recordar las antiguas y encontradas discusiones acad√©micas donde se aseguraba que los iberos ven√≠an de √Āfrica. A este respecto, hace solamente unos 20 a√Īos, visitando yo en √Āvila una exposici√≥n sobre cultura celta, me parece todav√≠a ver all√≠ a una maestra rodeada de estudiantes de bachillerato delante de un diorama diciendo enf√°ticamente ‚Äú…y los iberos ven√≠an de √Āfrica‚ÄĚ.

Si esa misma maestra hubiese seguido el estado de la cuesti√≥n no le habr√≠an faltado razones para su enf√°tica aseveraci√≥n. Porque si no, ¬†¬Ņc√≥mo es posible que en el otrora territorio tart√©sico existiera la ib√©rica Ildurir, luego transformada en la ib√©rica Iliberri, Albaic√≠n sin gitanos, nuestra actual Granada, cuando en territorio transpirenaico hab√≠a, tambi√©n, tres otras: Iliberris, que sustituy√≥ a la m√≠tica Pyrene y hoy es Elne, Eliberre, hoy Auch, am√©n de Cauco -`[ il ] liberris, tierra donde ir√≠an a parar los huesos de nuestro insigne poeta Antonio Machado, ya que se trata del h√°bitat origen de Collioure, en la costa del Rosell√≥n?

¬ŅC√≥mo es posible que en una gran parte de la geograf√≠a peninsular, a uno y otro lado de la l√≠nea trazada por Untermann como divisoria de las culturas IE y PIE se encuentre abundante toponimia ibera? Aparte de la ib√©rica Salduba, posterior Caesa Augusta, hab√≠a otra ciudad y r√≠o del mismo nombre en la B√©tica (Ptolomeo II,4, p. 39). Hoy tenemos, por ejemplo, la localidad de Vera de Bidasoa (Bera en eusquera), adem√°s de Vera en Almer√≠a y la comarca de la Vera al N.E. de Extremadura. Tenemos Hendaye en el extremo occidental franc√©s y la Endaya, Lerma, Burgos. Tenemos el monte Haya o Aya en el extremo occidental espa√Īol de los Pirineos y Ayamonte en Huelva. Tenemos Arbonne, cerca de Biarritz, antes Narbona o Narba y en el otro extremo mediterr√°neo la conocida Narbonne, en el Languedoc-Rosell√≥n. Hab√≠a, en tiempos ib√©ricos, un asentamiento hist√≥rico de nombre Bigerra, quiz√°s la actual Bogarre. Al norte, en Albacete hay un Bogarra habiendo tambi√©n cinco Bigorre en territorio galo.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Domingo, Diciembre 18th, 2016

El investigador Trino Menseguer ha realizado la siguiente presentaci√≥n sobre el famoso texto de Pech Maho cerca de Narbona en Akitania: “Conocimientos bot√°nicos, intoxicaciones y s√≠ntomas expresados en los plomos ib√©ricos…o ¬Ņdebemos decir eusc√©ricos?

En su opinión dicho  texto se podría interpretar con el euskera del diccionario R.M. Azkue. También es interesante tu trabajo sobre localización de toponimia ibérica en Europa:

Varear las pi√Īas.

Hacer acopio de los hayucos caídos en las tinajas de casa.

Asimismo, (recoger) las semillas en un cuenco capaz.

La sustancia para madurar (fertilizar) las pi√Īas,

el polen (el polvo), la tienen los racimos (flores masculinas)

en el interior de los alvéolos (los pozos).

La cascarilla del pi√Ī√≥n (destinarla) para cisco.

La cosecha de pi√Īones (echarla) a las tinajas enterradas,

as√≠ como la oscura cosecha de pi√Īones machos

(flores masculinas secas) en lo alto para recubrir.

En cuanto a la recogida de hayucos,

el erizado fruto, los huesos para los terneros de casa.

Presentación: Pech Maho_Trino_Meseguer

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Apartado: Trino Meseguer  | Etiquetas: , , ,  |  8 comentarios
• Jueves, Febrero 04th, 2016

En los comentarios (Iruzkinak) se pueden leer las aportaciones de  Jaquemot, Montanyes, Selleslagh, Zubiaga, Silgo y Marcaray

Trino Meseguer Agullo

Palabra: ABER

Posible significado: HONDA

Textos epigráficos: Se trata de un objeto de plomo encontrado en el Pico de los Ajos con la clásica forma que tenían las balas para honda y una inscripción ibérica breve.

Explicación: En el diccionario de Azkue aparece ABEL como HONDA. ( R, PA.4, F.20.5, aber )

Antoni Jaquemot Ballarin

En Menorca hay una palabra escrita en la edad media ABBIGISTINUM que significa “granizo” o sea ‘aber-ke-istin’ “proyectil de agua”. (is-tin “hecho de agua”).

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• S√°bado, Enero 02nd, 2016

Trino Meseguer

En cada momento del devenir humano, las palabras asociadas con las tecnolog√≠as punta de ese momento se convierten en palabras internacionales. Tienes ahora como ejemplo todo el vocabulario “digital”. Antiguamente la miner√≠a, cuyas t√©cnicas m√°s avanzadas se encontraban en las altas culturas orientales, y sus palabras asociadas se iban esparciendo por el Mediterr√°neo a lomos de los “caballitos” fenicios. Pero tambi√©n la miner√≠a hisp√°nica puso su grano de arena.

Seg√ļn eso es muy posible que la palabra vasca “zilar” para “plata” proceda, como t√ļ y Antoni dec√≠s, de Sumer o Assur. Pero la palabra ib√©rica “s¬īalir” (txalir) es el correlato de “dinero”. Dice Antoni que esa palabra, aparte de dinero, significa plata porque hay monedas de plata ib√©ricas con ella. No estoy de acuerdo porque tambi√©n las hay que no son de plata y llevan, por ejemplo, las leyendas “iltirta s¬īalir ban” y ¬†”tar¬īako s¬īalir ban”. As√≠ que “s¬īalir”, definitivamente es una palabra ib√©rica para dinero y puede significar indistintamente “dinero” o “ganado”. Puedes leerte mi art√≠culo “sobre leyendas monetales ib√©ricas” aparecido en la revista saguntina ARSE, no. 35, de 2001.

Pero “s¬īalir” no es la √ļnica palabra para dinero. Por ejemplo, hay una moneda, la MLH, A 45, 1,1, cuya leyenda reza “tir¬ī/ sos” relacionada directamente con la palabra vasca “SOS” de los dialectos alto-navarro y guipuzcoano significando “dinero, moneda” seg√ļn Mujika. De forma que la leyenda ib√©rica “tir¬īsos” puede significar “dinero de curso legal.

Pero si te vas a la obra que yo os envi√© “La lengua ib√©rica de Orleyl” nos encontramos que el plomo V acaba con las frases ib√©ricas afines a un final de liturgia mortuoria

BAN / √úIŇĒE / ŇöULU ¬† ¬† ¬† ¬†BI / DIŇĒO / KE / BET / ENS / E ¬† ¬† ¬† ¬†USKE / AN / ERLATX

“en cada una de tus cuencas ¬† ¬† dos monedas hay para los ojos” ¬† “(se pone) la losa sobre el hoyo”

de correlato vasco ¬†”BANA / YIRE /¬†¬†TXULO ¬† ¬†¬†BI / DIRU / KE / BET / ENTZAT ¬† ¬† ¬†¬†USKE / AN / ERLATX.

As√≠ que otra palabra ib√©rica para dinero era “diro”, casi como la vasca “diru”.

Antoni Jaquemot

Una vez que ‘Ňõalir’ “plata” pasa a ser dinero puede escribirse en otras monedas¬†aunque ya no sean¬†de plata como ocurre actualment ‘argent’ “dinero” en Francia” y ‘plata’ en Argentina. La moneda de Tarragona es clara: TAŇĒAKONŇöALIR “plata o dinero de T√†rraco”. ¬†Tirsos es una poblaci√≥n celtibera. En celta¬†*trisos¬†¬†es un componente de “tres” igual que ‘kontusos’ es “componente de “cien”. El ’sos’ “dinero” es una aportaci√≥n al vasco del gasc√≥n igual como el catal√°n “sous” o sea “sueldos”. La escritura ib√©rica para ‘tri’ es ‘tiŇē’

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Mi√©rcoles, Diciembre 23rd, 2015

Trino Meseguer

Voy a traer a colaci√≥n un documento ib√©rico que tiene una relaci√≥n directa con la misma “ventana de tiempo” que la de los “ostraka” de lIru√Īa-Veleia.

Porque evidentemente “bereter” vasco y “ber¬īeter¬ī” ib√©rico proceden ambos del lat√≠n eclesi√°tico “presbyter”. Y esa misma palabra aparece en un plomo ib√©rico de Tivissa, que no se encuentra en una antigua zona euscalduna sino en la actual Tarragona.

¬ŅComo se come y se digiere esto? ¬ŅC√≥mo se comen y se digieren los “ostraka” de Iru√Īa-Veleia.

Este plomo f√ļnebre, aunque sucinto, presenta la t√≠pica ordenaci√≥n por temas que viene repiti√©ndose sistem√°ticamente en todos los de su g√©nero, que son bastantes. Esa brevedad es muy esclarecedora ya que sus tres l√≠neas completas de texto est√°n, cada una, dedicada en exclusividad a cada uno de los tres aspectos principales que la liturgia terminal ib√©rica dictaba como ineludibles: 1¬ļ. la ceremonia de descarnaci√≥n, incineraci√≥n o entierro; 2¬ļ.la refecci√≥n funeraria; 3¬ļ. las ofrendas a la deidad.

El plomo, por sus características físicas, parece representativo de una ceremonia modesta. Y, sin embargo, los tres aspectos de esa ceremonia no dejan de ser  tratados, aunque sea tan en síntesis. Este hecho pone de manifiesto que habría una clase sacerdotal conociendo perfectamente un código de normas puestas en práctica sistemáticamente cuando llegaba la ocasión.

Y efectivamente, una vez m√°s, nos aparece en el texto un sacerdote. Pero en esta ocasi√≥n el t√©rmino ib√©rico que lo designa es diferente: beŇēeter, correlato exacto de la debatida palabra euscara ‚Äúbereter‚ÄĚ, igual a ‚Äúsacerdote‚ÄĚ que ya aparec√≠a en el famoso Codex Calixtinus. Y no se podr√° decir, tampoco en esta ocasi√≥n, que el contexto donde nuestro t√©rmino aparece no sea el apropiado.

Plomo Tivissa

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Apartado: Trino Meseguer  | Etiquetas: , ,  |  A√Īadir comentario