Aukeratutako atala ◊ Cab ◊

• Lunes, Enero 04th, 2016

Ed. Selleslagh

Toda tu lista (con c-) se reduce a derivados directos e indirectos de dos raĂ­ces indo-europeas, con significado 1. ‘cabeza’, 2. ‘hueco, concavo, cavar…’

No se puede separar la consonante inicial del resto de las raĂ­ces: es totalmente arbitrario. SĂ­ es verdad que existe una raĂ­z IE *ab-, pero esta se refiere a ‘agua, rĂ­o,…’.

No existen raĂ­ces IE u otras europeas de una sola letra consonante o vocal (sĂ­ p.e. en sumerio: é = ‘casa, templo…’; a = ‘agua, rĂ­o,…’), o dicho de otra manera: las letras no tienen contenido semĂĄntico (Ă© sumeria es una palabra de una sola letra, no ‘una letra’). Es una teorĂ­a muy vieja inventada por unos aficionados a la lengua vasca hace muchas dĂ©cadas. El mismo L. Michelena ya aniquilĂł esa teorĂ­a. No obstante reaparece regularmente, p.e. en algunos escritos de Bittor Kapanaga (ya difunto). Es como el monstruo de Loch Ness.

Jabier Goitia

Es un placer recibir correos tuyos con resĂșmenes de tus avances, porque lo tuyo si es investigar y no se limita a lo que hace casi todo el mundo, que es rebuscar en lo escrito por otros y darlo por suyo y por bueno si hay eso que llaman “consenso” y aburrirnos con sus referencias que las sabemos desde hace dĂ©cadas.

Te felicito, porque aunque apenas coincido contigo en los significados concretos, la bĂșsqueda y el contraste es lo Ășnico que nos puede sacar de este “pantano”.

Como sabes, publiquĂ© hace tres años un libro con mĂĄs de 1500 raĂ­ces sustantivas verbales adjetivales, afijos, desinencias, etc. y te voy a adosar  abajo lo que escribĂ­ para “kab”. Por eso te decĂ­a que coincidimos en poco, pero tampoco el Moises de Miguel Angel parecĂ­a lo que es cuando le quitĂł al bloque los primeros ripios de un martillazo.

Kab (Kab, Kam, Kap):  Cuenco, receptåculo. Contenedor.

RaĂ­z de cabida, capacidad o contenciĂłn, ha dado lugar a voces variadas desde “kabi”, nido, hasta “kapatza” o “capazo”. Es muy probable que la cĂłmica explicaciĂłn que da la etimologĂ­a oficial para un verbo castellano genuĂ­no como “escapar”, se haya fraguado como en muchas otras palabras, con una “feliz idea” del maestro de turno, explicando el “escape” como el alivio que sufre un atontado que se ha enredado en su capa. MĂĄs aĂșn; la “cama” del Castellano y PortuguĂ©s, que ya en Gallego es “leito”, en CatalĂĄn “llit”, Italiano “letto”, etc., procede del “kam”, “kame” (encame) EuskĂ©riko, hoyo mullido con hierba. Volviendo al “escape”, una explicaciĂłn asĂ­, no es que sea pueril, es cercana a la oligofrenia. El hombre antiguo sabĂ­a muy bien lo que significaba perder el contenido de un cuenco “ ez – kapa”, mucho antes de inventar la refinada capa de los romanos pudientes


No estoy de acuerdo con algĂșn comentario que se te hace sobre que no hay raĂ­ces con un sonido simple. Las ha habido y quedan sus huellas. Las cinco vocales del Euskera han tenido y algunas aĂșn tienen valor radical. Especialmente la “i” que fue el sonido elemental y universal para el agua y que en un anexo te adjunto cĂłmo ha evolucionado hasta “ur”. Varias consonantes tambiĂ©n gozan de este poder catalizador en la creaciĂłn de frases coherentes, pero su valor no es absoluto, sino que puede cambiar con su localizaciĂłn en la voz, con el acento, con la longitud y hasta con el sentido de la futura frase.

Tampoco estoy de acuerdo con la rigidez en los cortes para separar las raíces. Puede que los que manejan cuarenta no puedan cortar a discreción, pero ya cuando disponía de 900 raíces, hace quince años, las posibilidades de corte se multiplicaron de forma nada traumåtica, abriendo todo un caleidoscopio de opciones.

Si hay personas a las que es imposible verles algĂșn mĂ©rito, una de ellas es Michelena. Yo mismo le oĂ­ un comentario en voz baja, en un congreso sobre el Nomenclator Vasco en Vitoria (hacia 1984) menospreciando a Astarloa. Sus escritos se desarman sin esfuerzo para quedar en nada.

AsĂ­ funcionamos, creando mitos que nos mantienen en el pantano al que me referĂ­a antes y que permiten que la memoria siga ganando a la inteligencia en esta larguĂ­sima partida de ajedrez y los agentes de la memoria quieren enterrar a los que proponen cosas que hacen tambalearse a su edificio.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)