Aukeratutako atala ◊ 3-Informes-Otros ◊

• Domingo, Noviembre 03rd, 2013

Para poder entender el lat√≠n vulgar de Iru√Īa-Veleia la Comisi√≥n tuvo que hacer un trabajo que no hizo: consultar las bases de datos de latin vulgar, libros, internet… con el fin de poder encontrar testimonios iguales o parecidos. Pero no lo hizo.

Muchos de los grafitos considerados falsos por los miembros de la Comisi√≥n se encuentran en excavaciones de la misma √©poca que Iru√Īa-Veleia, en los siglos III, IV y V.

Alicia Satué ha realizado un trabajo de recopilación muy amplio tomando en cuenta:

Pompeya. No es estra√Īo que en este yacimiento haya algunos textos iguales a Iru√Īa Veleia ya que en dicha ciudad aparecieron muchos grafitos del √°mbito dom√©stico, como aqu√≠.

Perseus. Esta base de datos recoge textos en latin y se accede por internet. ¬Ņc√≥mo es posible que algunos grafitos considerados falsos por Isabel Velazquez y otros miembros de la Comisi√≥n¬† esten en dicha base de datos?

Grafito de diferentes yacimientos. En el informe de Alicia se mencionan numerosos grafitos donde aparecen palabras, graf√≠as, declinaciones, etc., iguales a las de Iru√Īa Veleia: Malaga, Campania, Astorga, Algarve, Cumas‚Ķ o famosos grafitos: Duenos, Fibula prenestina, etc. Todos estos testimonios nos confirman la veracidad de la mayor parte de los grafitos en lat√≠n de Iru√Īa-Veleia.

Vemos lo que dice Alicia al respecto:

Los comisionados desconocen datos de la propia documentación de época romana que demuestran que lo dado por imposible por ellos en realidad no lo es.

Informe completo de Alicia Satué

Pompeya

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Lunes, Enero 05th, 2015

En Ama-Ata Miguel Thomson ha publicado un post sobre la paleograf√≠a de los grafitos de Iru√Īa-Veleia y concluye que hay un gran parecido entre dichas letras con otras de su √©poca: S, R, J, A…

En este post se muestran numerosos paralelos en la Antig√ľedad de las formas de las letras de los grafitos de Iru√Īa-Veleia, al parecer desconocidos para los miembros de la comisi√≥n constituida por la Diputaci√≥n Foral de √Ālava. Estos paralelos se a√Īaden a los ling√ľ√≠sticos (4,12), epigr√°ficos (1,13), iconogr√°ficos (14) e incluso microsc√≥picos y mineral√≥gicos en los dep√≥sitos de los grafitos (15) se√Īalados en diversos informes y escritos.

Mientras algunos miembros de la comisi√≥n solo hablan de falsedad, imposibilidad, ‚Äúimpensabilidad‚ÄĚ, etc., tres profesores universitarios latinistas que evaluaron conjuntamente los grafitos latinos solo hablan de la existencia de paralelos ling√ľ√≠sticos en la Antig√ľedad, muchos y descritos en la literatura (16). Paralelos y m√°s paralelos, que se acumulan sin cesar, algunos de ellos descritos posteriormente a los hallazgos de Iru√Īa-Veleia y por lo tanto no susceptibles de haber sido imitados por un falsificador.

La pregunta obvia es ¬Ņpor qu√© no los encontraron los miembros de la comisi√≥n? La repuesta parece sencilla: porque no los buscaron, ya que se encuentran sin dificultad. Y ¬Ņpor qu√© no los buscaron? La respuesta es algo m√°s complicada. Por la forma en que est√°n redactados algunos informes, da la impresi√≥n que sus autores hubieran partido de la premisa de que los grafitos eran falsos, por lo que en vez de buscar paralelos en la Antig√ľedad, se dedicaron con af√°n desmedido a buscar cualquier argumento, por absurdo, retorcido, o ‚Äúcogido por los pelos‚ÄĚ que fuera, para apoyar esa idea preconcebida.¬† ¬ŅPor qu√© partieron de la premisa de que eran falsos? Tampoco es f√°cil responder a esta pregunta y la respuesta puede no ser la misma para todos los casos: algunos, quiz√°, por motivos interesados (que, siendo bien pensados, se debe suponer que influir√≠an de forma inconsciente o no totalmente consciente), otros porque fueron persuadidos por los primeros (algo parecido a lo que ocurri√≥ en el comit√© de expertos que analiz√≥ el osario de Santiago y la tablilla de Jo√°s en Israel) (17), otros por la excepcionalidad de algunos hallazgos unida a alguno de los otros factores mencionados arriba. Y aqu√≠ entra en juego cierta din√°mica de grupo que hace que un grupo de personas pueda llegar un√°nimemente a una creencia err√≥nea, persuadidas por uno o m√°s miembros del grupo, como ocurri√≥ en casos conocidos de juicios mediante jurado que resultaron en la condena, incluso a muerte, de personas inocentes. Pero esto queda para estudio de psic√≥logos y soci√≥logos.

Lo cierto es que los paralelos son innegables y muy abundantes y variados, de manera que quien quiera seguir manteni√©ndose inamovible en su absoluta seguridad en la falsedad de los grafitos de Iru√Īa-Veleia, sin dejar ni siquiera un resquicio a la duda o al escepticismo, va a tener que enfrentarse a situaciones muy dif√≠ciles, ya sea en el √°mbito judicial o en el cient√≠fico. A quien se mantenga en tal actitud, solo cabe decirle que para ver la realidad basta con abrir los ojos, porque, como dice el refr√°n, no hay m√°s ciego que el que no quiere ver.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• S√°bado, Enero 23rd, 2016

En Ama-Ata ha aparecido un art√≠culo donde se ve claramente que la Ertzaintza sacar√≠a un O en un examen de contabilidad. De hecho, en el informe que ha realizado sobre Iru√Īa-Veleia acusa a Lurmen de haberse apropiado de dinero de la factura de Cerdan, cuando en realizad era la cantidad que le dedujo para pagar el IRPF por ser aut√≥nomo:

Ertzaintza:

“pudiendo existir un beneficio por parte de LURMEN de al menos 874,50 euros en la gesti√≥n de una de las facturas [de Cerd√°n] sin descartarse que pudiera existir un posterior reparto del montante total de la subvenci√≥n de la DFA entre Rub√©n Cerd√°n y Eliseo Gil y Idoia Filloy”, afirma el informe final de la Ertzaintza en sus ‘Conclusiones’.

Koen:

La legislación sobre facturas obliga a autónomos que facturan a otros autónomos o a empresas o entidades, de introducir el concepto de IRPF, lo que nunca aparece en una factura normal.

Para no perdernos en teorías voy intentar explicarlo con un escenario, para así aclarar lo que ha pasado.
Asumo el papel de Cerd√°n.

Yo (Cerd√°n ;) ) facturo por mi segundo informe 5830 euros a LURMEN, entonces en mi factura como profesional aparece:

IMPORTE:………………. 5830,00 ‚ā¨
+ IVA (16%):……………..+932.80 ‚ā¨
- IRPF(15%): …………….-874,50 ‚ā¨
TOTAL A PAGAR: ——5888,30 ‚ā¨

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Jueves, Julio 09th, 2015

11_Miguel_Thomson

Principales conclusiones de Miguel Thomson:

1)¬† La¬† comisi√≥n¬† constituida¬† por¬† la¬† DFA¬† se¬† cre√≥¬† como¬† comisi√≥n¬† ‚Äúasesora‚Ä̬† del equipo arqueol√≥gico, no como¬† comisi√≥n evaluadora de la autenticidad o falsedad de los hallazgos. Si la comisi√≥n asesora hubiera encontrado suficientes indicios para sospechar la existencia de fraude, deber√≠a haberse iniciado un proceso de evaluaci√≥n cient√≠fica propiamente dicha para investigar la autenticidad o falsedad de los hallazgos, el cual no se ha llevado a cabo.

2) La presidenta de la comisión que evaluó los hallazgos ostentaba un cargo político,  cuando  el  máximo  responsable  de  dirigir  y  coordinar  el  proceso  de evaluación  científica,  de  seleccionar  a  los  evaluadores  y  de  redactar  las conclusiones finales debería de ser un experto de reconocido prestigio de alguna de las principales disciplinas implicadas en el estudio de los hallazgos.

3)¬† La¬† composici√≥n¬† del¬† equipo¬† de¬† expertos¬† estaba¬† fuertemente¬† sesgada, utiliz√°ndose criterios impropios de una evaluaci√≥n cient√≠fica en la selecci√≥n de sus miembros, como¬† la nacionalidad (13 de los 16 autores de los informes son de nacionalidad espa√Īola)¬† o¬† la instituci√≥n¬† de procedencia (10 proceden¬† de la Universidad¬† del¬† Pa√≠s¬† Vasco),¬† cuando¬† se¬† deber√≠an¬† haber¬† elegir¬† los¬† mejores especialistas, independientemente de su nacionalidad o instituci√≥n de origen; es m√°s,¬† es¬† importante¬† que¬† procedan¬† de¬† distintas¬† instituciones,¬† con¬† el¬† fin¬† de garantizar la independencia de las evaluaciones y evitar influencias mutuas.

4) Es importante que cada una de las disciplinas relevantes para el estudio de los hallazgos cuente con m√ļltiples expertos. En los hallazgos de Iru√Īa -Veleia, los grafitos con inscripciones en lat√≠n vulgar constituyen una amplia mayor√≠a, y, sin embargo, la comisi√≥n carec√≠a de latinistas especializados en el lat√≠n vulgar del¬† Imperio¬† tard√≠o,¬† √©poca¬† en¬† la¬† que¬† fueron¬† datados¬† estratigr√°ficamente¬† los hallazgos.¬† La¬† comisi√≥n¬† tampoco¬† cont√≥¬† con¬† arque√≥metras,¬† siendo inexplicable esta ausencia, ya que la arqueometr√≠a es la m√°s decisiva de las ciencias a la hora de datar hallazgos arqueol√≥gicos controvertidos.

5)¬† Es¬† fundamental¬† que¬† las¬† evaluaciones¬† sean¬† independientes¬† entre¬† s√≠.¬† Para garantizar¬† esta¬† independencia,¬† es¬† necesario¬† que¬† los¬† evaluadores¬† no¬† tengan acceso a los informes de los otros evaluadores hasta que finalice el proceso de evaluaci√≥n.¬† Es evidente que esto no ha ocurrido¬† en el caso de Iru√Īa-Veleia por las citas¬† mutuas de los¬† informes y por la extra√Īa coincidencia en¬† m√ļltiples¬† errores en las lecturas o en las interpretaciones de los grafitos.

6) En la selecci√≥n de evaluadores deben excluirse de antemano aquellos que ya tengan¬† una¬† opini√≥n¬† formada¬† sobre¬† el¬† hallazgo¬† objeto¬† de¬† estudio.¬† Entre¬† los miembros de la comisi√≥n, hubo dos¬† (Joaqu√≠n Gorrochategui y Joseba Lakarra) que¬† manifestaron¬† p√ļblicamente¬† sus¬† fuertes¬† sospechas¬† de¬† fraude¬† antes¬† de escribir sus informes, dejando claro uno de ellos (Joseba Lakarra) que antes de formar parte de la comisi√≥n ya estaba seguro de su falsedad.

7) Otro criterio habitual de exclusi√≥n en un proceso de evaluaci√≥n cient√≠fica es la existencia¬† de¬† conflictos¬† de¬† intereses,¬† de¬† manera¬† que¬† el¬† evaluador¬† no¬† pueda beneficiarse de su evaluaci√≥n. Sin embargo, vemos que uno de los evaluadores, el¬† arque√≥logo¬† Julio¬† N√ļ√Īez,¬† fue¬† a¬† la¬† vez¬† juez¬† y¬† beneficiario,¬† al¬† ser¬† nombrado director de la excavaci√≥n tras la expulsi√≥n de Eliseo Gil.

8) La DFA no ha seguido las recomendaciones de los informes. El arque√≥logo brit√°nico Dominic Perring afirm√≥ en su informe [3]¬† que la √ļltima palabra sobre los hallazgos debe esperar a la publicaci√≥n, tras revisi√≥n por pares, por parte de los expertos internacionales m√°s destacados. Pues bien, no se ha publicado ning√ļn art√≠culo cient√≠fico¬† sobre los hallazgos¬† que haya pasado revisi√≥n por¬† pares por parte de ninguno de los miembros de la Comisi√≥n o sus asesores externos, lo cual¬† es¬† dif√≠cilmente¬† explicable,¬† ya¬† que,¬† incluso¬† suponiendo¬† que¬† los¬† hallazgos fueran falsos, la supuesta falsificaci√≥n ser√≠a un hecho extraordinario, pues ser√≠a la mayor en la historia de la arqueolog√≠a profesional moderna, que requerir√≠a de su¬† publicaci√≥n¬† en¬† la¬† literatura¬† cient√≠fica¬† (parad√≥jicamente,¬† las¬† dos¬† √ļnicos art√≠culos publicados¬† en revistas cient√≠ficas sobre los hallazgos de Iru√Īa-Veleia apuntan¬† en¬† sentido¬† favorable¬† a¬† su¬† autenticidad¬† [4,5]).

Una¬† segunda recomendaci√≥n de Dominic Perring fue la de realizar excavaciones de contraste en Iru√Īa-Veleia por parte de un equipo arqueol√≥gico independiente con el fin de comprobar si se reproducen o no hallazgos similares, las¬† cuales tampoco se han llevado a cabo.

9) No se ha redactado un documento final consensuado y firmado por todos los miembros  de  la  Comisión,  con  las  conclusiones  de  la  evaluación  y  las recomendaciones  de  actuación,  por  lo  que  la  declaración  de  falsedad  de  los hallazgos  y  la  decisión  de  expulsar  al  equipo  arqueológico  del  yacimiento  no pueden atribuirse a la Comisión como tal, sino solamente a la DFA.

Por √ļltimo, es de destacar el hecho de que algunos de los miembros de la comisi√≥n han expresado p√ļblicamente sus rectificaciones sobre lo escrito en sus propios informes o su insatisfacci√≥n con el proceso de evaluaci√≥n en el que han participado [6,7].

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• S√°bado, Febrero 01st, 2014

Video de la rueda de prensa

En castellano a partir del minuto 15:15

Nota: debido a un error, la fecha que aparece en la grabación no es correcta. Fecha de la rueda de prensa: 31.01.2014

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Apartado: 3-Informes-Otros, Iru√Īa-Veleia  | Etiquetas:  |  Un comentario
• Viernes, Diciembre 13th, 2013

A continuación se puede acceder al informe completo o a los posts-resumen realizados:

a) Informe completo

El lat√≠n vulgar de Iru√Īa-Veleia

b) Res√ļmenes realizados

1. No había expertos en latin vulgar en la Comisión

2. No se quiso recopilar testimonios

3. Fonética y grafía

4. Nominativo y acusativo

5. Genitivo y dativo

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Domingo, Diciembre 08th, 2013

Nominativo y  acusativo:

a) Nominativo

En lo que respecta al caso nominativo sería aquélla en la que éste se ve suplantado por la forma del acusativo, que lo ha invadido en la lengua hablada, presentando ambos la misma terminación de caso oblicuo en sus respectivas declinaciones (-a, -o, -e, -u,275 cero en los neutros atemáticos -como COR en 11355).

Al existir la forma CVORE sin d radical junto a CORDII podr√≠amos pensar que la extinci√≥n del neutro estaba ya teniendo lugar debido a su traspaso a la flexi√≥n del masculino, al mostrar la terminaci√≥n -e que cor no recib√≠a en lat√≠n cl√°sico. Este hecho que de facto tuvo lugar en el lat√≠n vulgar en fecha en realidad desconocida, si bien se piensa que habr√≠a ocurrido a partir del siglo VI o VII a partir de los datos aportados por los textos literarios del lat√≠n tard√≠o, estar√≠a teniendo lugar ya en el siglo III en la lengua hablada (que huelga decir que no es la misma que reflejan los textos literarios) de Iru√Īa-Veleia si los grafitos corresponden verdaderamente a la √©poca establecida por los arque√≥logos, dado que la cronolog√≠a de la mayor parte de los mismos

es adscribible a la segunda mitad de dicho siglo.

Sin embargo, el fen√≥meno se encontrar√≠a en pleno desarrollo, dado que a√ļn es apreciable -aunque en peque√Īa medida- el nominativo singular en su forma cl√°sica. Creemos que el cambio deber√≠a asociarse m√°s al siglo III que al II, ya que en los dos grafitos m√°s antiguos de los que hemos analizado, datados en el siglo II, la forma del nominativo tem√°tico masculino es la cl√°sica -us, si bien ello no deber√≠a ser un dato irrefutable al estar fundamentado en tan s√≥lo dos piezas cuyas palabras son nombres propios, siendo en este tipo de palabras m√°s fuerte la tendencia al empleo de la forma sigm√°tica.

Octavio eta Tiberio

b) Acusativo

A juzgar por lo observado hasta el momento, y obviando lo ya valorado al final del apartado sobre el nominativo y lo tambi√©n ya dicho a modo de proleg√≥meno al principio del dedicado al acusativo (que √©ste ya habr√≠a invadido el lugar del nominativo en el siglo III en la lengua hablada de Iru√Īa-Veleia, si es que debemos hacer caso a lo que los grafitos nos revelan porque finalmente resulten ser aut√©nticos), debemos se√Īalar que el uso regular de las preposiciones (lo cual es un rasgo del lat√≠n vulgar) parece un hecho en el sentido de que raramente se escrib√≠an en la epigraf√≠a, apareciendo sin embargo en los grafitos veleyenses.

Caso especial es el de ad delante de acusativo para construir el complemento indirecto, lo cual es propio del lat√≠n vulgar: los grafitos de Iru√Īa-Veleia parecen evidenciar la desaparici√≥n del dativo para la expresi√≥n del complemento indirecto, que aparece construido mediante el giro ad + acusativo, tal y como atestiguaba mucho antes la lengua coloquial de Plauto.

Hemos observado que en ese giro preposicional propio del latín vulgar consistente en la preposición ad + acusativo para la expresión del complemento indirecto la -m final del acusativo no es grabada, mientras que en los otros casos, que reproducen máximas transmitidas a partir del latín clásico, sí aparece, si bien en todos los casos (o en todos menos uno, si la lectura de los epigrafistas Ciprés y Santos Yanguas no es correcta) con el error de ortografía de n por m.

Nos parece que estos detalles son muy significativos, ya que evidencian que en la lengua hablada la -m no s√≥lo no existir√≠a, sino que ser√≠a ya tan extra√Īa en posici√≥n final para los hablantes de lat√≠n del siglo III que al escribirla forzosamente por estar presente en una sentencia conservadora del lat√≠n cl√°sico lo har√≠an con la falta de ortograf√≠a de n por m, probablemente por analog√≠a con las √ļnicas palabras -escasas- latinas que terminaban en -n, como los neutros atem√°ticos nomen o flumen.

Informe completo

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Domingo, Diciembre 08th, 2013

Alicia Satueren txostenaren azken post honetan, genitiboari eta datiboari buruz hitz egingo dugu. Txostenean dioenez, latin arrunteko adituek diotena ikusten dugu Iru√Īako grafitoetan: genitiboaren galera progresiboa eta datiboaren desagerpena:

a) Genitivo

A modo de recapitulaci√≥n, resulta que en los grafitos del siglo III de Iru√Īa-Veleia encontramos formas de genitivo cl√°sico tem√°tico (al menos diez) y al mismo tiempo existen cinco ejemplos de nominativo empleado en lugar del genitivo para expresar posesi√≥n (tres casos de atem√°tico y dos de tem√°tico). Por ello, parece claro que el genitivo segu√≠a siendo operativo al menos para las palabras de la primera y segunda declinaciones, mas no as√≠ para el resto…

Por otro lado, las construcciones con la preposición ad (en los grafitos AT)
precediendo una forma oblicua (AT MINERVA en 11355, AT CIIACIA en 10953) que hemos incluido en el apartado del acusativo con preposici√≥n y que funcionar√≠an como dativos podr√≠an ser interpretadas tambi√©n como genitivos posesivos, lo mismo que la construcci√≥n de la preposici√≥n de ante caso oblicuo (DII IISV FAVSTO en 11363), que no ser√≠a un genitivo posesivo pero s√≠ podr√≠a ser un genitivo de complemento del nombre que acompa√Īa a un sustantivo omitido ‚Äúescenas‚ÄĚ representado por los mismos dibujos del grafito.

Teniendo en cuenta las cronolog√≠as y los datos aportados por el lat√≠n vulgar, el encontrar anomal√≠as con respecto al lat√≠n cl√°sico en los genitivos de los grafitos de Iru√Īa-Veleia (como, por ejemplo, ‚Äúel anquilosamiento de VENVS en su forma de nominativo‚ÄĚ ) s√≠ es ‚Äúrazonable‚ÄĚ, aunque a la comisi√≥n cient√≠fica le parezca que ‚Äúno es razonable pensar en el anquilosamiento de la forma Venus en esta √©poca ni contexto‚ÄĚ!

¬° Como tambi√©n es muy razonable (y racionado) atendiendo al dato de Veikko V√§√§n√§nen citado m√°s arriba (‚ÄúEl giro con de gana terreno a expensas del genitivo durante la √©poca postcl√°sica y sobre todo tard√≠a (…).

Sin embargo, sigue subsistiendo el antiguo genitivo), el hecho de que encontremos en los grafitos de Iru√Īa-Veleia cinco ejemplos de genitivos tem√°ticos cl√°sicos femeninos en -ae (seis si contamos con que en una de las piezas aparecen dos, el mismo nombre repetido) y otros seis masculinos tem√°ticos en -i (de los cuales dos est√°n repetidos, como hemos visto: DIII ‚Äúde Dios‚ÄĚ).

! Y no es menos razonable el que los genitivos que subsistan sean los
temáticos, los fáciles, los de la primera y la segunda declinación que distinguen femeninos de masculinos, y que en cambio no subsistan (pues aparecen en caso oblicuo con y sin la preposición de) ni el genitivo de la tercera ni el de la cuarta declinaciones -ni creemos que entonces tampoco el de la quinta, aunque no tengamos pruebas-: los difíciles, los confusos, o los raros, los de terminaciones complicadas y diferentes raíces consonánticas -en el caso de la tercera declinación- y que para más inri no distinguen formalmente masculinos de femeninos.

b) Dativoa

Se sabe que el dativo desapareci√≥ en alg√ļn momento de la baja √©poca en el
latín vulgar, siendo sustituido por motivos de claridad (pues el masculino temático se confundía con la forma oblicua) por la construcción ad + acusativo. !

Atendiendo a su forma gramatical, en Iru√Īa-Veleia s√≥lo hemos encontrado un ejemplo de dativo (CORDI) y √©ste no es del todo seguro, como hemos visto, si se tiene en cuenta la traducci√≥n del texto una vez contextualizado y el hecho de que la palabra parecer√≠a estar incompleta, trat√°ndose en ese caso de un ablativo CORDII.

! Pero atendiendo a su función, hemos entendido que giros como AT MINERVA y AT CIIACIA MIIA (11355 y 10953) responden al giro ad + acusativo del latín vulgar (llamémoslo ad + caso oblicuo) para expresar el complemento indirecto del dativo.

! Por ello, creemos que los grafitos de Iru√Īa-Veleia nos revelar√≠an que en efecto el caso dativo ya habr√≠a sucumbido por completo al ocaso de la declinaci√≥n latina en el siglo III d.C. en tierras de caristios al menos: no se sabe con exactitud cu√°ndo desapareci√≥ pero s√≠ se piensa que lo hizo antes que el genitivo.

Alicia Satueren txostena

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Viernes, Diciembre 06th, 2013

Fonética y grafía:

ENEAS: A juzgar por las tres piezas de Eneas (las √ļnicas que diferencian tres Es por su cantidad voc√°lica), se deduce que los nombres griegos (en realidad troyanos) han exigido por alg√ļn motivo¬† una distinci√≥n cuantitativa de las de facto tres Es etimol√≥gicamente distintas presentes en los textos, distinci√≥n que se ha conseguido muy aceptablemente aunque no sin errores de ortograf√≠a (los mismos que se documentan ya en los grafitos de Pompeya, por otra parte).

Por todo lo cual se hace evidente que aunque los hablantes de lat√≠n del siglo III no distinguieran tres vocales de cantidad diferente y de igual timbre e, eran sin embargo bien conscientes de que el lat√≠n hab√≠a tenido tres vocales e diferentes entre s√≠ y de que la escritura en griego de ciertos nombres establec√≠a una distinci√≥n cuantitativa en la graf√≠a de la e (ńď / ńē: ő∑ /őĶ) (y tambi√©n de la o/ŌČ, mas es en relaci√≥n a la primera el que pueda constatarse tal conciencia en los tres grafitos veleyenses vistos, lo cual tiene tambi√©n su l√≥gica: era la e y no la o la vocal que creaba confusi√≥n en lat√≠n desde antes de nuestra era). Esas tres piezas en concreto, en fin, parecen un ejercicio de escritura en el que se practica con el alfabeto latino la distinci√≥n voc√°lica cuantitativa gr√°fica al modo del griego.

ANQUISIIS-AQUILES: Tomando en cuenta todo lo observado en el apartado anterior acerca del sonido velar sordo en el lat√≠n vulgar y atendiendo a las graf√≠as err√≥neas de las formas veleyenses SIICVANO, SEQVND, CVO y MARCVVS se deduce que los grabadores de esos grafitos confund√≠an la secuencia velar CV con la de la antigua labiovelar latina QV porque sonar√≠an igual al haber perdido esta √ļltima el ap√©ndice labial.

Por tanto, las formas ANQVISIIS Y AQVILES no se leer√≠an /Ancuises / o /Acuiles /. Ni tampoco pronunciar√≠an estos nombres griegos que el lat√≠n culto y literario transcrib√≠a Anchises y Achiles al modo griego /Ankhises / o /Akhiles /, puesto que los romanos no pronunciaban la velar sorda aspirada Ōá del griego al carecer su lengua de aspiraci√≥n.

LETRA J: Hemos visto c√≥mo CAYO con Y en lugar de Caius, una forma imposible en lat√≠n para la comisi√≥n cient√≠fica, est√° documentada epigr√°ficamente en el Algarve. Tambi√©n c√≥mo, seg√ļn el experto en lat√≠n vulgar Veikko V√§√§n√§nen, esta vocal griega adoptada por el alfabeto latino (o semivocal, o semiconsonante: su misma clasificaci√≥n es compleja) era problem√°tica para los romanos, que la confund√≠an desde antiguo con la iota griega y con la u latina. Y c√≥mo aparece en posici√≥n inicial seis veces en Iru√Īa-Veleia en el nombre del dios jud√≠o Yahv√©, aparentemente palatalizada, como en CAYO.

Teniendo en cuenta que Yahvé aparecería escrito también con I y con J respectivamente en otros grafitos, y aunándose esto a lo observado en torno a la J en el apartado anterior, que parece notar asimismo una i consonántica (aunque solamente delante de u, concretamente en Julio y Jupiter, existiendo al mismo tiempo en Veleia las formas Iulio y Iupiter : y IVNO), debemos llegar a la conclusión de que la palatalización de la vocal i delante de otra vocal, fenómeno que habría comenzado a darse en el siglo I d.C., ya requeriría de una grafía ex profeso en el III y que ello habría provocado incertidumbre acerca de cuál emplear para el nuevo fonema, encontrando por ello en los grafitos veleyenses para dicho sonido a veces J (delante de u) -que no es otra cosa que el alargamiento de una i o lo que se llamaba i longa, es decir, una innovación caligráfica requerida para una variante de la i-, a veces Y -una letra griega que hasta entonces sólo servía para los préstamos griegos, por lo que se prestaba a ser empleada para ello-, y a veces la antigua o clásica letra I.

Informe completo

Malagako idazkuna: Quimera (qu erabiliz)

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Mi√©rcoles, Mayo 23rd, 2012

El informe elaborado por Antonio Arnaiz en ingles sobre las ostracas de Iru√Īa Veleia ha sido publicado en el Internationak Journal of Modern Anthopology

International Journal of Moder Anthropology

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)