Aukeratutako atala ◊ Patxi Aranguren Martiarena ◊

• Domingo, Enero 06th, 2019

Publicado en Deia:

El euskera, una lengua original

Segun escribi√≥ F√©lix Zubiaga en su libro “Origen y desarrollo del lenguaje”, el euskera es para los ling√ľistas una lengua de origen desconocido cuando, en realidad, es testigo natural del nacimiento del lenguaje articulado, por lo tanto, el √ļnico idioma que aclara su origen a trav√©s de sus monos√≠labos originales, fuentes primarias del lenguaje. El euskera conoce mejor que las lenguas cl√°sicas y las actuales de su entorno la historia de su origen, porque la tiene grabada en la audici√≥n de sus voces significantes y en el entramado de sus estructuras de cuerpo general del lenguaje.

La pregunta que se hacen los expertos y eruditos es si el euskera est√° emparentado con otros idiomas del mundo o si es un idioma isla. Lawrence Trask en su libro History of Basque: dice que ‚Äúse le han propuesto a la lengua vasca conexiones al menos con el antiguo ib√©rico, con el antiguo aquitano, con el indoeuropeo, con las lenguas bereberes del norte de √Āfrica, con el sem√≠tico, con el etrusco, con el sumerio, con el ur√°lico (especialmente el fin√©s), con las lenguas de Siberia, con el chino-tibetano, con el esquimal y sobre todo con los idiomas cauc√°sicos‚ÄĚ.

Trask lleg√≥ a comparar el h√ļngaro con el euskara y encontr√≥ 65 palabras parecidas que s√≥lo pueden ser fruto de la casualidad. El ejercicio comparativo probado por otros investigadores con otras lenguas sin relaci√≥n entre ellas ha dado el mismo sorprendente resultado. Como el mismo Trask sentencia: ‚ÄúNo acierto a entender por qu√© algunos ling√ľistas se emocionan tanto cuando encuentran dos docenas de palabras vascas que se parecen a otras dos docenas de palabras bereberes o sumerias‚ÄĚ.

El fil√≥logo americano Morris Swadesh cre√≥ un mapa mundial de idiomas actuales seg√ļn la ling√ľ√≠stica comparada, atendiendo a su origen. Su m√©todo l√©xico-estad√≠stico se basa en la toma de 215 palabras en dos grupos de poco m√°s de 100, con palabras clave de un idioma: pronombres personales, numerales, partes del cuerpo, nombres de parentesco, verbos de acci√≥n, adverbios de tiempo y lugar, objetos de la naturaleza y acciones muy corrientes. Swadesh aseguraba que en el vocabulario b√°sico el ritmo de cambio es tan regular en las lenguas que hab√≠a podido crear un sistema de medici√≥n del tiempo transcurrido en el que dos idiomas estuvieron relacionados en el pasado por el n√ļmero de elementos de la lista, calcul√°ndose a raz√≥n de 1,4% cada siglo. Ese vocabulario b√°sico cambia menos de un 20% por milenio en cada idioma. Estas variaciones en el vocabulario dejan un poso com√ļn a dos o m√°s lenguas actuales relacionadas entre s√≠, que se trata de medir cronol√≥gicamente, estableciendo de esta forma la distancia entre un idioma y sus parientes m√°s modernos. Si entre dos idiomas el n√ļmero de palabras de la misma ra√≠z de esos dos grupos de 100 es menor o igual al 5% se considera casualidad y si es superior ser√≠a fruto de alg√ļn pasado com√ļn. Se ha estudiado una f√≥rmula comparativa entre idiomas conocidos para, en funci√≥n del porcentaje resultante, saber cu√°ndo se produjo el contacto entre esos idiomas.

Nadie discute ya la no relaci√≥n entre la cultura √≠bera y la vasca y los ling√ľistas se muestran tambi√©n esc√©pticos con el parentesco del euskera con los idiomas cauc√°sicos, pese a que existan algunas similitudes l√©xicas. En cuanto a la relaci√≥n del euskera con el bereber, tenemos que el porcentaje de relaci√≥n l√©xico-estad√≠stico de nuestra lengua con el bereber del sur es de un 7,38%. Luego, seg√ļn este m√©todo, s√≠ hay una relaci√≥n entre ambos idiomas. No existe ning√ļn otro idioma con el que se ha emparejado el euskara por el m√©todo l√©xico-estad√≠stico que d√© un porcentaje de correlaci√≥n superior a ese 5% cr√≠tico. Pero todo parece indicar que la ra√≠z del euskera est√° aqu√≠.

Las lenguas primitivas, base de las lenguas modernas, reproducen los sonidos o vibraciones naturales de las diversas manifestaciones de la madre tierra. Establecen un sistema de acción natural, pues unen a través del fonema el mundo mental del ser humano con las leyes naturales y con el campo vibratorio del objeto nombrado (sonidos naturales u onomatopeyas). Un ejemplo de lengua primitiva lo tenemos en el euskera. La lengua vasca tiene raíces propias, raíces que la conservan unida a la naturaleza;situada en el grupo de lenguas básicas de la humanidad.

En el euskera hay una m√©trica y un numero de ra√≠ces que, combinadas, permiten formar palabras nuevas a cada paso. Estas ra√≠ces representan ideas esenciales y son como los √°tomos que forman la materia, que se combinan para formar los elementos. Estas ideas o elementos esenciales son, en euskera, de dos tipos definidos: unos son propios de la vida f√≠sica y animal, externas al ser humano y, por lo tanto, concretas;y otras son propias de la vida mental del individuo y, por lo tanto, abstractas. Por ello tenemos ideas que representan formas concretas, que est√°n representadas por los sonidos de las consonantes e ideas abstractas que representan creaciones puramente mentales, y que est√°n representadas en las lenguas por las vocales. As√≠, cuando decimos √°rbol, esta palabra representa una idea de una forma concreta y existente en la naturaleza. Pero, cuando decimos bondad, pensamos en una idea que no existe en s√≠ en la naturaleza. Esta idea abstracta es, pues, una apreciaci√≥n mental de una cualidad. El idioma surge de la propia naturaleza como todas las cosas, pues el ser humano hace consciencia de algo que ya existe. As√≠, el arte es, en origen, imitador de las formas naturales. Todo en la naturaleza deriva de las leyes naturales y la formaci√≥n de los idiomas tambi√©n. Cada ser, constituido como individuo, posee una vibraci√≥n determinada, que da un sonido o nota determinada. El origen de las lenguas es el intento humano de reproducir ese sonido vibratorio natural. La fon√©tica de cada lengua est√° formada por dos componentes esenciales que son las consonantes y las vocales. Las consonantes imitan el sonido vibratorio ya existente en la naturaleza y por ello forman el cuerpo concreto u objetivo de la palabra. La vocal fija esa vibraci√≥n formando un s√≠mbolo o s√≠laba que encierra a la vibraci√≥n. En la naturaleza, lo importante es la vibraci√≥n, pero en la vida mental del ser humano, lo importante es la idea. Las vocales ser√≠an una apreciaci√≥n mental nuestra de aquello que es lo abstracto, para poder fijar esa vibraci√≥n natural. Es decir, unimos a trav√©s de la vida mental del ser humano lo objetivo y lo subjetivo, formando las s√≠labas y las palabras. La consonante es lo positivo o concreto y el sonido surge del ruido natural objetivo. Es onomatopeya. El euskera es m√°s que una lengua, es nuestra m√ļsica: la banda sonora que los vascos le hemos puesto a este mundo.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)