Aukeratutako atala ◊ Antonio Arnaiz Villena ◊

• Martes, Septiembre 18th, 2018

Ponencia de Antonio Arnaiz Villena en las Jornadas de Lengua y Cultura Ibéricas de Agosto del 2018 en Salduie-Zaragoza

Título

Bereberes, éberos y vascos

Ponencia

Antonio_Arnaiz_Villena

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Mi√©rcoles, Septiembre 23rd, 2015

Antonio Arnaiz Villena es licenciado en Biolog√≠a y Medicina y lleva a√Īos estudiando la lengua ib√©rica. Tiene 11 libros publicados, algunos de ellos junto con Jorge Alonso Garc√≠a: El origen de los vascos y otros pueblos mediterr√°neos, Diccionario Ib√©rico-Euskera-Castellano, Diccionario Etrusco-Euskera-Castellano....

Ponencia: 7-Antonio_Arnaiz_Villena

En la presentación comentó estos antiguos símbolos que coinciden en los 5 continentes:

Resumen de la ponencia:

Los humanos se comunicaban por escrito probablemente desde el Paleol√≠tico por los signos universales rupestres dechados antes del final de la √ļltima glaciaci√≥n. El grupo de cultura mediterr√°nea constituido por una gran densidad de poblaci√≥n, rodeando a la cuenca de este mar, durante los √ļltimos hielos llevar√≠a a usar lengua(s) com√ļn(es) o similares: Las Usko-Mediterr√°neas. De ellas hoy d√≠a se habla el Euskera-Vasco, y un bereber muy modificado por el √°rabe. Sin embargo, existe un sustrato usko-mediterr√°neo o eusk√©rico en toda Europa, en lenguas, top√≥nimos, hidr√≥nimos‚Ķ

Entre las lenguas muertas nos encontramos al ibérico, al etrusco, al egipcio,… A su vez estas lenguas están emparentadas con las NaDene-Caucásicas: el Burusho de las faldas del Karakourum, Ket (Siberia), Caucásicas (Checheno, Georgiano, Armenio, etc), Atabasco de Canadá y Apache y Navajo de Estados Unidos.

Finalmente se ha relacionado al ib√©rico/tart√©sico con el gal√©s antiguo y a los ‚Äúceltas‚ÄĚ con los habitantes antiguos de la cornisa atl√°ntica y por tanto emparentados por los ‚Äú√≠beros‚ÄĚ, lo que se ha confirmado con estudios gen√©ticos.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Viernes, Septiembre 26th, 2014

Antonio Arnaiz

La sardana es un baile que hoy se efect√ļa por un grupo de personas en Catalu√Īa cogidas de la mano en un corro. Se considera que hay 2 tipos la ampurdanesa y la de la comarca de La Selva y algunos otros subtipos.

Aunque en el siglo XIX Pep Ventura hizo una especie de estandarizaci√≥n del baile, dejando la sardana llamada de ‚Äúpasos largos‚ÄĚ, ya en el siglo XVI en Olot se asimila por la Iglesia la Sardana a un baile ‚Äúdeshonesto y de brujer√≠a‚ÄĚ. Documentaci√≥n esculpida aproximadamente del a√Īo 1280, se encuentra en la puerta de la Catedral de Barcelona, con personas agarradas de la mano en posici√≥n de baile.

La traducci√≥n propuesta por nosotros para explicar su significado Ref.2. es de SARTU (vasco)= agarrados, ensartados (castellano) ANA (o ANAI, vasco)=hermandad (castellano) Es decir, ‚Äúel grupo de la hermandad (ya sea o no en lenguaje religioso ritual) agarrados o unidos‚ÄĚ. En este caso, la uni√≥n se efect√ļa por las manos. Esta es la traducci√≥n m√°s plausible, ya que los iberos de San Miguel de Lliria (Valencia), la antigua Edeta, s√≠ que bailan de esta forma, como se muestra en el fragmento de cer√°mica siguiente, all√≠ encontrado. (Museo Arqueol√≥gico de Valencia). Aqu√≠.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• S√°bado, Mayo 23rd, 2015

En el peri√≥dico digital La Tribuna P√ļblica del Pa√≠s Vasco apareci√≥ ayer un art√≠culo de Antonio Arnaiz Villena donde muestra sus dudas sobre la situaci√≥n actual de los grafitos y remarca que para Harris, Lurmen hizo el trabajo de excavaci√≥n correctamente:

El extra√Īo caso de Iru√Īa-Veleia: la destrucci√≥n del patrimonio vasco

En el a√Īo 2009, Edward Harris arque√≥logo y actual director del Museo de las Bermudas, investig√≥ los cuadernos de campo de la excavaci√≥n de Iru√Īa-Veleia por la empresa Lurmen y que fue dirigida por Eliseo Gil e Idoia Filloy (reputados arque√≥logos que excavaron el yacimiento de Atxa, entre otros muchos).

La metodolog√≠a que siguen todos los arque√≥logos del mundo se basa en la denominada ‚ÄúMatriz de Harris‚ÄĚ, inventada por este cient√≠fico. Su informe arqueol√≥gico-t√©cnico avala totalmente la veracidad de los hallazgos y la bondad de la metodolog√≠a utilizada en Iru√Īa Veleia.

Sin embargo, los hallazgos fueron catalogados como falsos por ling√ľistas (Lakarra, Gorrotxategi) y arque√≥logos de la Universidad del Pa√≠s Vasco (N√ļ√Īez) entre otros. Y, en lo que se ha interpretado por muchos como un alarde de arbitrariedad, la entonces diputada foral de Eusko Alkartasuna (EA), Lorena L√≥pez de Lacalle, llev√≥ a los tribunales con acusaci√≥n de falsificaci√≥n a Eliseo Gil e Idoia Filloy sin ninguna prueba arqueol√≥gica en contra.

El caso no se ha resuelto, ni en los tribunales ni científicamente. Cientos de grafitos que contienen probablemente el euskera más antiguo encontrado, junto con palabras  íberas y otros, se encuentran en paradero desconocido, bajo una custodia desconocida en el momento actual.

Leer el artículo completo

Edward Harris  en el Museo MAN

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Martes, Enero 12th, 2021

Antonio propone que algunas inscripciones de las Islas Canarias pueden ser de grafía ibérica:

Antonio Arnaiz
Las inscripciones rupestres lineales ibéricas de las Islas Canarias
https://youtu.be/noZuopYFH0w

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Martes, Junio 25th, 2019

Tema

En esta comunicación Antonio Arnaiz estudia los primeros que escribieron en la península sobre la historia y las lenguas.

Autor

Esta comunicaci√≥n ha elaborado Antonio Arnaiz Villena. Antonio¬† es catedr√°tico en la Universidad Complutense de Madrid desde 1989. Se ha centrado en la ling√ľ√≠stica y, concretamente, en sus relaciones con diversas lenguas mediterr√°neas y ha publicado entre otros los siguientes libros:¬† El origen de los vascos y otros pueblos mediterr√°neos, The Usko-Mediterranean languages, Diccionario Iberico-Euskera-Castellano, Diccionario Etrusco-Euskera-Castellano. Ha escrito 364 art√≠culos en revistas internacionales sobre antropolog√≠a, gen√©tica, ling√ľ√≠stica einmunolog√≠a.¬†¬†¬†¬† Blog: http://basques-iberians.blogspot.com/”

Comunicación

01_Precursores Antonio_Arnaiz

Video

https://youtu.be/fRTMr7IlF6E

Texto

a) Evémero (330 a.C Р250 a.C)
Es en ese per√≠odo en el que se concentran los h√©roes y mitos relacionados con el pasado de la Pen√≠nsula. Ahora bien, ¬Ņqu√© significan y qu√© funci√≥n tienen estos mitos y h√©roes legendarios en la historia de Espa√Īa? Aunque la historiograf√≠a cl√°sica hab√≠a llegado a distinguir, no sin esfuerzo, entre √©poca m√≠tica y √©poca hist√≥rica, la cronograf√≠a cristiana rompi√≥, de nuevo, con la divisi√≥n entre mito e historia. Con el cristianismo ya todo es historia; pues, al atribuir la categor√≠a de verdad hist√≥rica a la Biblia, que comienza desde la mism√≠sima Creaci√≥n, no se deja lugar alguno para el mito. Lo √ļnico que el historiador cristiano consideraba m√≠tico eran ciertos relatos fabulosos de los paganos. Pero aun esa opini√≥n desapareci√≥ cuando se extendi√≥ entre los cristianos la doctrina de Ev√©mero (330 a.C – 250 a.C), que dejaba reducido el Pante√≥n de la mitolog√≠a cl√°sica a un cortejo de h√©roes, sabios y soberanos eminentes divinizados por la admiraci√≥n popular. Convertidos por ese procedimiento en mortales, se aseguraba la inanidad del paganismo, ya que no significaban competencia alguna para el Dios verdadero

b) Flavio Josefo (37 – 100)
A su vez, una noticia procedente de las Antig√ľedades Judaicas de Flavio Josefo (37 – 100) (I, 6, 1) refer√≠a que T√ļbal, hijo de Jafet, uno de los descendientes de No√©, hab√≠a llegado a Hispania. Josefo reproducir√≠a en ella el saber admitido como v√°lido por los jud√≠os de su √©poca ya que, como Hispania era en la Antig√ľedad la tierra de los metales por excelencia, los rabinos le asignaron por poblador a aqu√©l entre los patriarcas que hab√≠a creado el arte de la forja. La informaci√≥n de Josefo adquiere especial predicamento dentro de Espa√Īa, y a su difusi√≥n y vigencia contribuye la ¬ęenciclopedia¬Ľ isidoriana, que la incluye sin discutirla.

c) Isidoro de Sevilla (556 – 636)
Es durante el siglo VI, en las Etimolog√≠as de Isidoro de Sevilla (556 – 636), cuando la aplicaci√≥n del evemerismo a la historia alcanza su m√°s interesante testimonio. San Isidoro, en efecto, busca y encuentra en la mitolog√≠a cl√°sica h√©roes civilizadores y benefactores de la humanidad, y los sit√ļa en el mismo nivel, a veces incluso en el mismo linaje, que los personajes de la Historia Sagrada. Tras el hispalense no habr√° cronista que omita la inserci√≥n en sus historias universales de dioses y h√©roes m√≠ticos humanizados.

d) Jiménez de Rada (1170-1247)
Jim√©nez de Rada escribe en su Historia de Rebus Hispaniae que T√ļbal fue, tras el Diluvio, el primer poblador de la Pen√≠nsula, para lo que aduce el correspondiente argumento etimol√≥gico, pues el antiguo gentilicio Cetubales quiere decir ¬ęgrey de T√ļbal¬Ľ (coetus Tubal) y, s√≥lo despu√©s de su asentamiento a orillas del Ebro, habr√≠an cambiado su nombre por el de Celtiberes. Luego, la ¬ęgrey de T√ļbal¬Ľ se extendi√≥ por toda la Pen√≠nsula, que llamaron Hesperia por la estrella H√©spero que divisaban siempre en el horizonte, y en las distintas provincias tuvieron distintos jefes, uno de los cuales fue Geri√≥n. Al m√≠tico pastor se le llama, como era tradicional, Geryon Tr√≠ceps y, en interpretaci√≥n evemerista, se le convierte en gobernante, en virtud de su nombre, de tres reinos peninsulares: Galicia, Lusitania y B√©tica.

Geri√≥n sirve de engarce para la introducci√≥n de la saga de H√©rcules, de manera que la historia de Espa√Īa quedaba ligada no s√≥lo a los or√≠genes b√≠blicos, sino tambi√©n al mundo cl√°sico. La literatura grecolatina hab√≠a referido, ciertamente, numerosas conexiones de H√©rcules con el extremo occidental de Europa, localizando en esta zona geogr√°fica la isla m√≠tica de Eritia, residencia del pastor Geri√≥n, las columnas de H√©rcules y el jard√≠n de las Hesp√©rides.

Pero en esta historia primitiva de Espa√Īa, en lo que parece un af√°n por poner de relieve la presencia del h√©roe cl√°sico en la Pen√≠nsula, sus gestas se utilizan para explicar la etimolog√≠a de numerosos top√≥nimos peninsulares, ya que H√©rcules habr√≠a recorrido toda la Pen√≠nsula fundando ciudades al ritmo de sus conquistas.
As√≠ se explican, por ejemplo, Tarazona (o Tirasona, de Tyrii y Ausonii, dos tribus que acompa√Īaron al h√©roe en su viaje por la Pen√≠nsula), ciudad que edificaron en las faldas del Moncayo o Mons Caci, para perpetuar la victoria de H√©rcules sobre Caco; Urgel (porque ¬ęurg√≠a¬Ľ con la guerra a sus habitantes) o Barcelona (Barchinona, porque H√©rcules, tras dejar ocho naves en Galicia de las nueve que trajo, atrac√≥ con la barcha nona en ese lugar). Tras la saga de H√©rcules viene la de Hispan. √Čl es el noble compa√Īero a quien el h√©roe, despu√©s de haber subyugado toda la Pen√≠nsula, conf√≠a las riendas del gobierno, y por cuyo nombre fue llamada Hispania en lugar de Hesperia. He aqu√≠ ya nuestro h√©roe ep√≥nimo y el primer ¬ęgobernante¬Ľ de una Espa√Īa m√°s o menos pacificada y unificada. Cronol√≥gicamente ‚ÄĒse√Īalaba Jim√©nez de Rada‚ÄĒ estamos en el tiempo en que Alejandro rapt√≥ a Helena y estall√≥ la guerra de Troya (I, 6, 45-46).

Estos son los mitos b√°sicos de la historia primitiva de Espa√Īa. En las historias generales sucesivas (la Primera Cr√≥nica General de Alfonso X, la Cr√≥nica de D. Juan Manuel, realizada entre 1320 y 1324, la llamada Cr√≥nica General de Espa√Īa de 1344, la Hispaniae regum anacephaleosis de Alfonso Garc√≠a de Santa Mar√≠a ‚ÄĒo Alfonso de Cartagena‚ÄĒ de 1456).

e) Annio de Viterbo (1432 – 1502)
Sin embargo, en esa l√≠nea, la elaboraci√≥n m√°s inspirada y original para el per√≠odo primitivo de la Pen√≠nsula no llegar√° hasta la publicaci√≥n, a finales del siglo XV, de los Commentaria de Annio de Viterbo (1432 – 1502), gran influyente¬† de los precedentes m√≠ticos de Espa√Īa y de su monarqu√≠a. Este inteligente dominico, llamado Giovanni Nanni, que hab√≠a latinizado su nombre en Annius Viterbensis, fragmentos de autores antiguos que le sirven de apoyatura para el relato de los primeros tiempos de Espa√Īa y de sus primeros reyes. A ellos les dedica un libro que titula De primis temporibus et quatuor ac viginti regibus Hispaniae et ejus antiquitate, una especie de prontuario que se a√Īade a algunas ediciones de su obra magna, los Commentaria. La obra se public√≥ por primera vez en Roma, en 1498, y aparece dedicada a los Reyes Cat√≥licos.

Tuvo una aceptaci√≥n inmensa tanto en Espa√Īa como fuera, a juzgar por el n√ļmero de sus traducciones y reediciones. En algunas de esas ediciones aparece el nombre de Beroso destacado en el t√≠tulo, porque es este autor, quien da las claves para obtener una visi√≥n completa de la historia primitiva del mundo y de cada una de las naciones que se citan desde sus or√≠genes. √Čsta es la raz√≥n por la que a Annio se le conoce m√°s como Beroso o el falso Beroso. El luterano franc√©s influyente catedr√°tico Joseph Justus Scaliger de Leiden (Holanda) apoyado por el pr√≠ncipe de Orange fue utilizado como punta de lanza contra cat√≥licos y jesuitas: una de las principales obras fue fustigar e intentar destruir toda la obra de Annio de Viterbo¬† y la influencia de los Reyes Cat√≥licos de Espa√Īa y de Alejanddo VI en el Mundo.

Viterbo autor elevar√° a veinticuatro el n√ļmero de reyes primitivos de la Pen√≠nsula. T√ļbal ser√° ahora el primer rey de Hispania y quien, seg√ļn el viterbense, dio leyes a los hispanos y les ense√Ī√≥ las letras, la poes√≠a y la filosof√≠a moral. Pero lo m√°s importante es que se consolida el m√©todo tan evemerista de descubrir reyes antiguos a partir de r√≠os, montes, ciudades y √©tnicos, cuyos nombres guardar√≠an el recuerdo de h√©roes y personajes reales. As√≠, deriva de r√≠os los nombres de los reyes Iberus (sucesor e hijo de T√ļbal), Tagus, Betus y Sycoris; Brigus lo saca del elemento topon√≠mico ‚ÄĒbriga, tan abundante en Espa√Īa; con Valencia relaciona al rey Romus, por correspondencia sem√°ntica entre el latino valent√≠a y el griego rh√≥me. De √©tnicos peninsulares o extra-peninsulares, pero relacionados con √°mbitos de influencia de la monarqu√≠a de los Reyes Cat√≥licos, deriva los nombres de los reyes Lusus, Italus, Sicanus, Siceleus y Siculus, y as√≠ sucesivamente.

H√©rcules, por supuesto, sigue teniendo su lugar en el pante√≥n real, y durante su reinado funda las ciudades acostumbradas y alguna m√°s: Iulia L√≠bica (Llivia) y Herc√ļlea Cervalaria (en la Cerda√Īa), alusi√≥n evidente a la espa√Īolidad del Rosell√≥n y la Cerda√Īa.

La lista la cierran los reyes Cacus, Erythrus y Mellicola. Cacus habr√≠a sido un joven celt√≠bero, el primero en utilizar armas de hierro (vestigios de su m√≠tica caracterizaci√≥n como hijo de Vulcano). El segundo saca su nombre de la isla Erythra, ¬ęla roja¬Ľ, situada frente a Gades (es la Eritia de las fuentes cl√°sicas, la isla de Geri√≥n y el lugar donde H√©rcules le rob√≥ el ganado y le dio muerte). Mellicola, por fin, es el tradicional G√°rgoris, que fue el primero en ense√Īar a los hispanos la recolecci√≥n de la miel, de ah√≠ su nombre. A Habis lo cita de pasada, como heredero de la fortuna de su abuelo G√°rgoris.

Pero Annio, que sin duda conoc√≠a su incestuosa procedencia m√≠tica, no le otorga la condici√≥n de rey. Nos encontramos, seg√ļn su cronolog√≠a comparada, en el primer a√Īo despu√©s de la destrucci√≥n de Troya, a 1131 a√Īos del diluvio, a 988 de la fundaci√≥n de Hispania, 131 a√Īos antes de la fundaci√≥n de Roma y 1188 a√Īos antes del nacimiento de Jesucristo. Queda as√≠ probado el antiqu√≠simo origen de Espa√Īa. De paso, se supera el despectivo juicio de aquellos humanistas italianos que hac√≠an proceder a los espa√Īoles de los incultos godos, los destructores del Imperio Romano.

Eso es lo que precisamente hizo Flori√°n de Ocampo. El zamorano se hace eco de todos y cada uno de los fabulosos reyes de Annio de Viterbo y tambi√©n los ampl√≠a con otras fuentes. T√ļbal es el primer poblador de Espa√Īa tras el Diluvio. Entra por Andaluc√≠a en el a√Īo 2163 a. C. y 142 despu√©s del Diluvio 17. Como en el Beroso, es un patriarca-rey civilizador. Muere 195 a√Īos despu√©s de su venida y deja a los espa√Īoles ¬ędeseosos grandemente de su conversaci√≥n, por ser hombre discreto, valeroso, justo y amigable¬Ľ.

Ocampo contin√ļa su narraci√≥n siguiendo la l√≠nea sucesoria establecida por Annio. Ciertamente, recuerda a Carlos V que Annio de Viterbo dedic√≥ su obra a sus abuelos. Acepta como ¬ęmuy averiguados¬Ľ los nombres del citado T√ļbal, que pobl√≥ Espa√Īa, Geri√≥n y sus hijos, que la tiranizaron, H√©rcules, que la liber√≥, Hispan, que le dio nombre, y adem√°s H√©spero, Atlante, Sicano, Siculo, G√°rgoris y Habis o Abidis, como √©l le llama. Este √ļltimo rey quedaba fuera de la n√≥mina de Annio.

Pero Flori√°n de Ocampo sigue tambi√©n a Justino y a Pompeyo Trogo en el relato de sus desventuras y prodigios hasta que G√°rgoris lo proclama su heredero. A su reinado, que comienza en el a√Īo 1105 a. C, le dedica un cap√≠tulo de su obra y de Abidis destaca su val√≠a como h√©roe civilizador, por encima, incluso, de G√°rgoris ¬ęMel√≠cola¬Ľ. Flori√°n de Ocampo fue cronista oficial de la corte de Carlos V, un puesto con tradici√≥n desde Alfonso X, algo con lo que el historiador dejaba de ser un simple erudito.
Es significativo que, cuando se produjo en 1536 su entrada triunfal en Roma, uno de los regalos que recibi√≥ Carlos V fue un pergamino enrollado de treinta metros de longitud con un √°rbol geneal√≥gico que remonta su progenie hasta No√©, Jano y H√©rcules. De la √©poca de Carlos V es tambi√©n el famoso emblema de las Columnas de H√©rcules y la leyenda Plus Ultra como s√≠mbolo y divisa imperial. Y, en la iconograf√≠a de la √©poca, es la figura de H√©rcules la que m√°s veces se utiliza para representar al emperador, lo que serv√≠a, a la vez y por correspondencia con el h√©roe cl√°sico, para exaltar sus haza√Īas, su valor como transgresor de l√≠mites (significado del ¬ęplus ultra¬Ľ) y su cualidad moral de h√©roe civilizador, en lucha constante contra el mal, l√©ase el turco o los luteranos.

f) Flori√°n de Ocampo (1499-1558)
Cabe atribuir al zamorano Flori√°n de Ocampo la dudosa gloria de haber sido el gran propagador en el Siglo de Oro de los mitos y leyendas fabulosas referidos a la historia de la Espa√Īa primitiva. Como cronista oficial que fue del emperador Carlos V , Flori√°n de Ocampo puso todo su empe√Īo en la redacci√≥n de una Cr√≥nica General de Espa√Īa. En realidad s√≥lo llega hasta el a√Īo 200 a. C, pero para nuestro tema resulta de un gran inter√©s porque, precisamente, es la que relata la historia primitiva de Espa√Īa.

g) Esteban de Garibay (Arrasate 1557 – Madrid 1600)
Esteban de Garibay (Arrasate-Mondragon 1557, Madrid 1600) fue nombrado cronista oficial de Felipe II¬† al final de su obra y continuo la historia del tubalismo y fue el precursor de los siguientes autores vascos¬† que tambi√©n propusieron que el Euskera era la primitiva lengua de Espa√Īa. En 1571 fue el primero en publicar algunas de las etimolog√≠as vascoib√©ricas que posteriormente recoger√≠a Wilhelm von Humboldt, por m√°s que su trabajo fuera poco riguroso. Posteriormente la idea es recogida por otros autores, como en el De la antigua lengua, poblaciones y comarcas de las Espa√Īas de 1587 del apologista vasco Andr√©s de Po√ßa. En 1607 se public√≥ en M√©xico el libro “Discursos de la antig√ľedad de la lengua cantabra Bascongada” escrito por el pintor Baltasar de Echave. Es de rese√Īar que existe una copia manuscrita por Manuel Larramendi en Loyola. Entre los defensores de que el euskera es la primera lengua de Espa√Īa destaca Manuel Larramendi en su De la antig√ľedad y universalidad del Bascuence en Espa√Īa (1728). A principios del siglo XIX se publico un trabajo vascoiberista: Apolog√≠a de la lengua Bascongada (1803) de Pedro Pablo Astarloa y adem√°s de Lorenzo Herv√°s se public√≥ Catalogo de lenguas, desde Roma.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Domingo, Mayo 25th, 2014

Antonio Arnaiz nos ofrecio en el IX. Congreso sobre el Origen del Euskera dedicado al Vascoiberismo la charla: Vascoiberismo: un poscrito en la mitad el siglo. En este y próximos post pondremos algunos apartados de dicha ponencia:

c) Precursores modernos

Y comienzan a preparar las bases del vascoiberismo de Humboldt, tres sabios ib√©ricos que, seg√ļn algunos, tuvieron contacto entre si a lo largo de su vida solamente, y seg√ļn otros que hablaron entre si y adem√°s se propusieron (sobre todo los nacidos en el Pa√≠s Vasco), poni√©ndose de acuerdo, cimentar las bases vascoiberistas mas modernas. Son √©stos:

1- Pedro Pablo Astarloa, nacido en Durango, pero que escribió en Madrid gran parte de su obra, donde también murió

2- Juan Antonio Mogel, nacido en Eibar y establecido gran parte de su vida en Markina (también lugar de su muerte), y

3- El jesuita Lorenzo Herv√°s y Panduro, nacido en Cuenca, expulsado de Espa√Īa y muerto en Roma.

Astarloa comienza con los significados de las letras mismas y de las silabas en Euskera y sostiene, como anteriores, que esta es la lengua primitiva de la Pen√≠nsula Ib√©rica, la m√°s antigua, que compara con otras m√°s antiguas como el tup√≠ y el araucano, que conoce por la obra de Herv√°s. Hace un estudio muy conocido sobre los nombres de los d√≠as de la semana vasca. Finalmente, es levemente criticado por Humboldt, en que ‚Äúa veces exagera‚ÄĚ, pero est√° de acuerdo en casi todo con Astarloa, que de hecho es una fuente innegable de los escritos de Humboldt al implantar el vascoiberismo.

Mogel sigue y admira a Hervás. Encuentra gran parte de la toponimia italiana euskerica (en realidad, era etrusca principalmente). Deriva como Larramendi términos latinos del Euskera.

Herv√°s era un erudito que conoc√≠a y compar√≥ muchas lenguas, cuyo estudio le facilitaron sus colegas jesuitas. Para √©l las ideas de Larramendi eran inamovibles. Como √©ste, afirma que hay muchos elementos del vasco que se conservan en el Lat√≠n. Dice que el Diccionario de la Real Academia Espa√Īola ha prescindido de muchas ra√≠ces vascas. El Lat√≠n para Herv√°s no es una lengua matriz sino una mezcla de griego, etrusco, c√©ltico y vasco-cant√°brico.

d) Wilhelm Humboldt: la implantación del vascoiberismo

Fundador de la Universidad de Berl√≠n y hermano del tambi√©n famoso naturalista, viaj√≥ a Espa√Īa (1799-1801). Contact√≥ y vivi√≥ en casa de Astarloa, con quien discuti√≥ ampliamente los temas del vascoiberismo en sus largos paseos por los caser√≠os de Markina.

Las ideas de Larramendi y su obra son respetadas y tomadas como suyas en su obra. Astarloa y Mogel influyen directamente y personalmente en sus trabajos, como así lo reconoce. Y aun apoyándose en la obra de Hervás, muestra poco reconocimiento por él. Confecciona una lista de topónimos, no solo ibéricos sino de otras partes del mundo a los que atribuye un origen euskerico. Humboldt apoya que el Latín no es una lengua madre, sino que es derivada de elementos griegos, celtas, etruscos y vasco-cantábricos. La metodología que sigue recuerda, en parte, a la que siglos antes había realizado Andrés de Poza.

Los topónimos euskericos están extendidos por toda la península y es la lengua primitiva de Iberia: el ibérico antiguo.

La obra y el prestigio de Humboldt dejan establecido universalmente en la ling√ľ√≠stica el vascoiberismo, que es aceptado y ampliado posteriormente por Hubner y Schuchardt.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Jueves, Noviembre 04th, 2021

Es catedr√°tico en la Universidad Complutense de Madrid. Se ha centrado en la ling√ľ√≠stica y, concretamente, en sus relaciones con diversas lenguas mediterr√°neas y ha publicado entre otros los siguientes libros:¬†El origen de los vascos y otros pueblos mediterr√°neos, The Usko-Mediterranean languages, Diccionario Iberico-Euskera-Castellano. Ha escrito 360 art√≠culos en revistas internacionales sobre antropolog√≠a, gen√©tica, ling√ľ√≠stica einmunolog√≠a. http://basques-iberians.blogspot.com/

Vascos, genética y los titulares de los periódicos

La mayor√≠a de los investigadores han encontrado diferencias gen√©ticas significativas entre los genes de la poblaci√≥n vasca y los de otras poblaciones. Existen tambi√©n m√©todos estad√≠sticos que permiten hablar del origen en el tiempo de un determinado gen com√ļn en la poblaci√≥n. En realidad,en los medios aparecen con frecuencia titulares de trabajos que repiten, con ligeras variaciones metodol√≥gicas, estudios de hace ya tiempo como si fuesen novedades conceptuales no aclaradas ya en a√Īos anteriores o muy anteriores.

Otras veces, cuando aparecen titulares idénticos en casi todos los medios disponibles, hay que pensar que estamos ante el intento de imposición por NO científicos de un punto de vista, que favorece a ciertos grupos de presión. Finalmente, se discute si la genética por si misma es capaz de ser un elemento absoluto identitario de grupos étnicos y poblaciones.

Charla de Antonio Arnaiz

Ponencia

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Mi√©rcoles, Abril 25th, 2018
Este es el primer estudio de antropolog√≠a gen√©tica sobre √°rabes en la regi√≥n MENA (Medio Oriente y √Āfrica del Norte). El presente metan√°lisis incluy√≥ 100 poblaciones de 36 comunidades √°rabes y no √°rabes, que comprenden 16.006 individuos, y eval√ļa el perfil gen√©tico de los √°rabes utilizando genes HLA clase I (A, B) y clase II (DRB1, DQB1). Se seleccionaron un total de 56 poblaciones √°rabes que comprenden 10 283 individuos de varias bases de datos, y se compararon con 44 poblaciones mediterr√°neas, asi√°ticas y subsaharianas. Los alelos m√°s frecuentes en √°rabes son A * 01, A * 02, B * 35, B * 51, DRB1 * 03: 01, DRB1 * 07: 01, DQB1 * 02: 01 y DQB1 * 03: 01, mientras que DRB1 * 03: 01-DQB1 * 02: 01 y DRB1 * 07: 01-DQB1 * 02: 02 son los haplotipos de clase II m√°s frecuentes. Los dendrogramas, los an√°lisis de correspondencia, las distancias gen√©ticas y el an√°lisis de haplotipos indican que los √°rabes podr√≠an estratificarse en cuatro grupos.
El primero est√° formado por norteafricanos (argelinos, tunecinos, marroqu√≠es y libios) y el primer grupo de la Pen√≠nsula Ar√°biga (saud√≠es, kuwait√≠es y yemen√≠es), que parecen estar relacionados con los mediterr√°neos occidentales, incluidos los √≠beros; esto podr√≠a explicarse por una migraci√≥n masiva a estas √°reas cuando el Sahara sufri√≥ una desecaci√≥n relativamente r√°pida, comenzando cerca de 10.000 a√Īos antes de Cristo.
El segundo incluye árabes levantinos (palestinos, jordanos, libaneses y sirios), junto con iraquíes y egipcios, que están relacionados con los mediterráneos orientales.
El tercero incluye a los sudaneses y los corios, que tienden a agruparse con los subsaharianos.
El cuarto comprende el segundo grupo de la Pen√≠nsula Ar√°biga, formado por oman√≠es, emirat√≠es y bahrein√≠es. Es digno de menci√≥n que las dos grandes minor√≠as (bereberes y kurdos) son ind√≠genas (aut√≥ctonas) y no son gen√©ticamente diferentes de las poblaciones “anfitrionas” y vecinas. En conclusi√≥n, este estudio confirm√≥ la alta heterogeneidad gen√©tica entre los √°rabes actuales, y especialmente los de la Pen√≠nsula Ar√°biga.

https://madridpress.com/not/237255/ibericos-y-norteafricanos-tienen-genes-comunes-desde-la-prehistoria/Ibéricos y norteafricanos tienen genes comunes desde la prehistoria

El grupo del catedr√°tico de Inmunolog√≠a de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Antonio Arnaiz-Villena, junto a investigadores tunecinos, ha llevado a cabo un estudio de los genes autos√≥micos HLA (genes de trasplante) en 100 poblaciones del √°rea atl√°ntico-mediterr√°nea, que concluye que los primeros habitantes de los pa√≠ses del norte de √Āfrica (bereberes) y de Iberia y al menos parte de Francia (la parte atl√°ntica, la Breta√Īa francesa) tienen un acervo paterno y materno com√ļn.
Seg√ļn ha informado la UCM, este estudio, publicado en la revista acad√©mica PLOS One, incluye 32.012 cromosomas y 100 poblaciones de 36 pa√≠ses diferentes, lo que le convierte en el “m√°s grande que se ha hecho en esta √°rea del mundo”.

El an√°lisis, centrado en las poblaciones llamadas “√°rabes” arroja, se√Īala que ib√©ricos y norteafricanos tien acervos comunes ya que “los genes HLA se transmiten por ambos progenitores: son genes autos√≥micos no transmitidos por una sola l√≠nea parental a diferencia del ADN mitocondrial y del cromosoma Y”.

(…)
VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
• Mi√©rcoles, Septiembre 14th, 2016

Título

Euskera, íberos y celtas en el contexto insular y peninsular atlántico

Resumen

El problema de las dataciones antiguas de los siglos pasados sobre todo XVIII, XIX y comienzos del XX dadas por buenas por lo acad√©micos y por imaginaciones desbordadas y confusas de iberistas, como Schulten, ha dejado al oeste del Mediterr√°neo (Iberia/norte de √Āfrica, ricos en cultivos y metales) como si no hubiesen existido, ni intervenido en la historia antigua del Mediterr√°neo. Toda manifestaci√≥n cultural de Iberia no es considerada como aut√≥ctona, pues se postula falsamente que viene de Oriente. Los historiadores espa√Īoles, acad√©micos y profesores de universidad, son sencillamente “voceros” sin autocr√≠tica de este sin sentido.

La intervención sobre los orígenes y la evolución de la antigua lengua ibero-tartésica (que parece bastante homogénea en la Península) de Mitxelena y Tovar fue lamentable por tibia y dudosa. Esto se ha transformado en una actitud inquisitorial y dogmática de los académicos actuales que niegan rotundamente la existencia del vasco-iberismo [1].

Ponencia

10_Antonio Arnaiz Villena

Comentario

Arnaiz ha defendido siempre la teoría dené-caucásica y la genética acaba de demostrar que hubo una relación importante entre el Cáucaso, Iberia y el Noreste de América en el Magdaleniense. Iberia tuvo un papel central en las relaciones entre Europa y América en ese sentido.

Ello tendr√≠a muchas implicaciones: que tal vez logren interpretar el antiguo gales a trav√©s del vascoib√©rico, la importancia de las relaciones entre toda la fachada atl√°ntica de Europa…

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)