• Lunes, Enero 16th, 2017

PROCESO INTERPRETATIVO (5)
1. TEXTO. La conclusión del Vaso de Lliria “El Caballo” consta de dos secuencias. Una primera, se inicia ante la frente del jinete, BAN; sigue con otros dos signos ante la boca, IR; continúa con los cinco signos tras la cabeza, DERDEDIS; luego van los tres sobre la falkata, KARBA; por último, los tres bajo la misma, PEGOR. La segunda, vertical, está entre la cola y las patas traseras del animal.
2. SIG. IBÉRICA:

3. TRASCRIPCIÓN. BA(PA)-N  I-R  DE(TE)-R-DE(TE)-DI(TI)-S GA(KA)-R-BA(PA)  BE(PE)-GO(KO)-R

BE(PE)-L-A-R: BA(PA)-N-GO(KO)-R-BO(PO).
4. FIJACIÓN SECUENCIA: BAN IR DERDEDIS GARBA PEGOR  / BELAR: BAN KORBO

5. LECTURA: ban ir(a)- derde(n) (e)dis garba pegor / belar: ban korbo.
6. ANÁLISIS MORFOLÓGICO.

ban: constante, constantemente, sin cesar. De la onomatopeya ban-ban.

ira-: prefijo que hace al verbo factitivo: de derden, abandono, desprecio, ir(a)derde(n), abandona, desprecia

derden: abandono, abandonado, desprecio, despreciativo.

edis: verbo edin, encontrar, hallar.

garba: garba, haces. Étimo del castellano (ar., mur.) garba. Tiene variante karba.

pegor: pobre.

belar: hierba.

: Muy interesante pues no son dos puntos de separación  sino “dos puntos seguido”, con idéntica función a los que usamos en expresiones tales que “lo siguiente:”, “a saber:”, etc.

ban: constantemente, siempre.

korbo: pesebre.
7. ANÁLISIS FONÉTICO.

La acomodación ban-ira es una yuxtaposición necesaria dado que ba(n)ira resultaría incomprensible.

En cambio, ir(a)derden sigue la regla principal de la elipsis.

En derden-edis aparece una aglutinación especial: actúa, en principio, la elipsis al final del primer término, derde(n)edis; pero surge un encuentro de vocales iguales que obliga a  la profundización de la elipsis, derd(e)edis.

El enlace dis-garba muestra yuxtaposición necesaria pues di(s)garba sería de muy difícil comprensión.

Garba-pegor, también yuxtaposición, pues la elipsis formaría un grupo consonántico imposible, garbpegor.

Belar-ban aparecen separados por los dos puntos y seguido.

Como en ban-ira, la elipsis en ban-korbo introduciría confusión: ¿quizá ba(t) korbo, un pesebre?.
8. TRADUCCIÓN: “Constantemente desprecia encontrar la garba pobre; en cuanto a la hierba: siempre en el pesebre”.
9. TRADUCCIÓN DEL TEXTO COMPLETO: “El caballo es salvaje y atrevido, aspecto de señorón, siempre partícipe, rebelde a la traba; toma la senda al punto del sol, en tiempo de nieves (también) al punto del sol; constantemente dispuesto a guerrear, partidario de la violencia; constantemente desprecia encontrar la garba pobre; en cuanto a la hierba: siempre en el pesebre”.

PRINCIPIOS INFORMADORES (continuación):

3º. Cuando en la aglutinación no procede la regla principal de la elipsis al final del primer término,           actúa la supletoria, que venimos llamando yuxtaposición necesaria. Y ello en estos tres casos:

a)     Formación de un grupo consonántico imposible: Ej.: n(i)parte.

b)     Imposibilidad o dificultad grave de comprensión: Ej.: ek(i)ar.

c)      Desaparición de un elemento necesario. Ej.: montan-iana, que daría monta(n)iana, siendo n el pronombre relativo que vale por “el que” o “la que”.

4º. Además de la regla principal (elipsis) y de la supletoria (yuxtaposición), se dan algunas aglutinaciones especiales, sean por causa de haplologías (ej.: o(la)lau), metátesis (ej.: g-uar-il-a > Riguala) o fenómenos fonéticos sobrevenidos (ej.: bonet-andi > bone(t)andi y, ante el hiato sobrevenido, bon(e)andi).

5º. La lengua ibérica está regida por un una enorme fuerza de compresión interna, que busca el acortamiento con disminución silábica. A ello coadyuvan, junto a la elipsis al final del primer término, los fenómenos fonéticos de elisión, siempre los mismos, bien identificados, cuya detección facilita la vigencia del método reconstructivo, a la par que son garantía de interpretación correcta.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Marcaray: Liria-zaldia (2)8.5102
Apartado: Bienvenido Mascaray  | Etiquetas: ,
Sarrera honen iruzkinak jarrai ditzakezu ondorengo rss jarioaren bitartez: RSS 2.0
You can leave a response, or trackback from your own site.

2 comentarios

  1. El problema es la lectura. Los signos descritos no coinciden con su transliteración. El signo TE descrito, en relaidad es el signo O, por lo tanto la lectura es distinta. Es OṘO y no TEṘTE.

    UN:F [1.8.8_1072]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  2. 2
    Octavià Alexandre 
    Lunes, 30. Enero 2017

    Aparte de la lectura, el problema más grave es empeñarse en tratar de “interpretar” los textos ibéricos como si estuviesen en euskera, cuando se trata de lenguas MUY diferentes en todos los sentidos.

    UN:F [1.8.8_1072]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Añadir comentario