• Domingo, Marzo 15th, 2020
En este pa√≠s es posible acceder a una licenciatura, doctorado e, incluso, c√°tedra de filolog√≠a sin haber estudiado, ni poco ni mucho, la naturaleza, estructura y r√©gimen de la lengua ib√©rica. Si el/la estudiante o titulado/a sobrepasa las obligaciones acad√©micas absorber√°, con toda seguridad, partes o la totalidad del inmenso galimat√≠as ling√ľ√≠stico que nos invade en esta materia: errores en la transcripci√≥n, en los conceptos b√°sicos (aglutinaci√≥n, composici√≥n, deconstrucci√≥n…), en la fijaci√≥n de la secuencia -por no poseer el contexto-, lagunas insoslayables respecto a los fen√≥menos fon√©ticos de elisi√≥n y de simple alteraci√≥n; el uso, siempre in√ļtil, del m√©todo comparativo externo, etc.
Un solo ejemplo: el concepto composici√≥n, como “procedimiento por el cual se forman palabras juntando dos vocablos con variaci√≥n morfol√≥gica o sin ella”, no es v√°lido para la lengua ib√©rica, se queda muy corto. Producida la “juntura”, act√ļan los fen√≥menos fon√©ticos de elisi√≥n en cualquier momento y en todas partes (principio, final y enmedio), siempre en numerus claussus y bien determinados; despu√©s, pueden actuar los de simple alteraci√≥n, asimismo bien definidos, hasta llegar a una construcci√≥n intelectual de tres, cuatro o m√°s vocablos, muy distinta a la juntura de los iniciales que quedan difuminados y, en consecuencia, dif√≠cilmente reconocibles. De tantos errores, entresacamos dos por su difusi√≥n y efectos avasalladores: la Espa√Īa del IRI (ILI) frente a la del BRIGA, y los supuestos GENITIVOS PLURALES. Aqu√≠ nos referiremos solo al primero.
IRI (variante ILI) vale por ciudad, poblaci√≥n, pueblo, y aparece frecuentemente en toda nuestra toponimia: Ilipa, Iliturgis, Ilice, Bilbil-ili-iz, Irigarai, Ozilis, etc. En base a su mayor densidad, se ha pretendido delimitar un √°rea “ib√©rica” o de lengua aglutinante. Por el contrario, mayormente al oeste de la anterior, aparecen top√≥nimos como Juliobriga, Flaviobriga, Mirobriga, Augustobriga, etc. que conformar√≠an el √°rea del BRIGA, celta, c√©ltica o celt√≠bera, con un sistema ling√ľ√≠stico indoeuropeo o de flexi√≥n. Para fundamentar esta tesis se acude al irland√©s BRI, genitivo BRIG, que vale por “colina”. Es un desprop√≥sito que solo se sustenta desde el desconocimiento completo de la lengua ib√©rica. Veamos:
BRIGA es una de esas contrucciones intelectuales (engendro ling√ľ√≠stico) que muestra la m√°s pura artodoxia ib√©rica. En su construcci√≥n, paso a paso, encontramos:
- la forma IRI con el valor antedicho (resulta chusca una contraposición entre voces iguales).
- la forma IGA (variante IKA), con valor de “cuesta” o “costanera”.
- enlace con elipsis al final del primer término con encuentro de vocales iguales: IR(I)IGA.
- aparici√≥n de la consonante prot√©tica /b/ (fen√≥meno fon√©tico de simple alteraci√≥n n¬ļ 3 de mi obra “Nosotros, los iberos”), para, como dice Mitxelena en su Fon√©tica hist√≥rica vasca, “rellenar el hueco”, o mejor, para tapar el frente descubierto. As√≠ pues, B-IRIGA.
- fen√≥meno fon√©tico de elisi√≥n n¬ļ 4 que denomino “sincopa de vocal (en este caso /i/) tras la oclusiva /b/, seguida aqu√©lla de consonante vibrante /r/ y de igual vocal. Por tanto, B(I)RIGA, con significado de “la poblaci√≥n costanera o de la cuesta”. ¬ŅCu√°ntas as√≠ hubo en Iberia?.

Por fortuna, tenemos prueba irrefutable de todolo anterior. La ciudad ib√©rica de Brigantia tiene un top√≥nimo -latinizado “Brigantium”- que presenta la forma BRIGA , ciudad costanera, unida a otras dos indiscutiblemente ib√©ricas: ANDI, grande, y A, la. Briga + andi enlazan con elipsis al final del primer t√©rmino con encuentro de vocales iguales: brig(a)andi; brigandi + a, por yuxtaposici√≥n necesaria pues un brigand(i)a o brigant(i)a provoca confusi√≥n. Finalmente, el fen√≥meno fon√©tico de simple alteraci√≥n n¬ļ 8 -ensordecimiento de oclusivas sonoras tras consonante continua- nos lleva de Brigandia a Brigantia. Y leemos en la p√°gina web del Ayuntamiento de La Coru√Īa: “…Brigantium… dentro de una pen√≠nsula rocosa, ocupaba el lado costero meridional…con una parte alta en las laderas rocosas y una inferior en los arenales donde se situar√≠a el puerto romano”. Y, miles de a√Īos antes, a√Īadimos nosotros, el puerto ib√©rico. Tres voces ib√©ricas -una de ellas BRIGA-, dos enlaces regulares, un ensordecimiento de oclusiva sonora, un acabado ejemplo de toponimia real o descriptiva: briga-andi-a = ciudad costanera -grande- la…¬°Qu√© hermosa es la lengua ib√©rica!.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Bienvenido Mascaray: Desaciendo entuertos (2)9.0101
Sarrera honen iruzkinak jarrai ditzakezu ondorengo rss jarioaren bitartez: RSS 2.0
You can leave a response, or trackback from your own site.
A√Īadir comentario