Aukeratutako etiketa ◊ martin ◊

• Martes, Agosto 26th, 2014

g) Las semejanzas se mantienen durante milenios

He dado veinticuatro ejemplos que son muy significativos. La pregunta se hace inevitable. ¬ŅC√≥mo es posible que se conserven hoy tantos rasgos comunes, en l√©xico y en estructura, entre ambas lenguas, al cabo de miles y miles de a√Īos? Seg√ļn algunos ling√ľistas, los condicionamientos culturales y sociales influyen de modo decisivo en la relaci√≥n o parentesco que se da entre lenguas.

Von der Gabelentz en 1891 se√Īalaba que la estabilidad cultural tiende a frenar el cambio y eso se nota en el propio lenguaje. Lehmann en 1978 precisaba que en las lenguas hay momentos de mayor estabilidad porque hay mayor coherencia ling√ľ√≠stica, es decir, la coherencia favorece el conservadurismo. Sin embargo, el conservadurismo puede verse influido tanto por el aislamiento sociocultural y geogr√°fico como por el que genera el cambio clim√°tico (glaciaci√≥n, desertizaci√≥n).

Seguramente, la muy coherente organizaci√≥n del dog√≥n y del euskera ha permitido, a pesar de la separaci√≥n geogr√°fica, la permanencia secular de sus rasgos ling√ľ√≠sticos. A ello ha podido contribuir, a mi modo de ver, el hecho m√°s trascendental sin duda: que la lengua, la cultura y las tradiciones hayan sido transmitidas s√≥lo por v√≠a oral, de generaci√≥n en generaci√≥n. Tengo constancia de que ha sido as√≠ en el caso del pueblo dog√≥n.

Hace unos doce a√Īos, Edo Nyland (que hoy est√° con nosotros) se sorprend√≠a de que la lengua neol√≠tica del Sahara haya sobrevivido durante milenios casi intacta y de que todav√≠a sea hablada en condiciones muy similares por el pueblo vasco.

Merritt Ruhlen en Origen del lenguaje (1994), a prop√≥sito de la comparaci√≥n entre dos lenguas supuestamente emparentadas, dice que “las semejanzas s√≥lo pueden explicarse por tres mecanismos: convergencia, pr√©stamo y origen com√ļn. Si eliminamos la convergencia (que en lenguaje siempre es casual y raro) y el pr√©stamo (que es fruto de influencia cultural o de convivencia) los parecidos que permanecen deben ser atribuidos a la √ļnica explicaci√≥n que queda para tales similitudes, el origen com√ļn. Las semejanzas percibidas est√°n all√≠ hoy porque han estado all√≠ desde el principio”.

Os digo sinceramente que viajar al pasado con el pasaporte √ļnico de la palabra es una experiencia muy gratificante y palpar la huella que dejaron quienes vivieron hace milenios es algo inefable.

h) Existe un pariente próximo del euskera

En Las lenguas de Espa√Īa subrayaba Tovar que el aislamiento del vascuence, su falta de parientes pr√≥ximos era uno de los motivos de orgullo de los euskaldunes. Me ha hecho recordar las sinceras palabras de Juan Inazio Hartsuaga en el pasado congreso de Lazkao: “El mito de la soledad del euskera ha prendido muy dentro de nuestra mente, siempre y para siempre nuestro, motivo de orgullo y ausencia de necesidad de buscar nada fuera”. Enseguida advert√≠a que eran pensamientos equivocados y daba sus razones. Yo simplemente quer√≠a a√Īadir dos m√°s. Que todas las lenguas son patrimonio de la Humanidad y que existe un pariente pr√≥ximo del vascuence.

Pod√©is seguir sintiendo ese orgullo, porque el dog√≥n es la lengua de un pueblo que ha desarrollado una civilizaci√≥n sorprendente por muchos motivos. Desde hace m√°s de un siglo, tanto etn√≥logos, ling√ľistas y antrop√≥logos como arque√≥logos e historiadores del arte y de la cultura, han dedicado tiempo y esfuerzo al conocimiento y difusi√≥n de tan singular pueblo. A partir de ahora, las instituciones que tienen una gran responsabilidad en el euskera no deben seguir ignorando este hecho, ni recurriendo a la reconstrucci√≥n interna, con la comparaci√≥n entre euskalkis, como √ļnico m√©todo de “futuro”, en busca del protovasco. Vosotros, como vascos y euskaldunes que am√°is vuestro idioma, os merec√©is que la investigaci√≥n sobre este tema progrese de una vez por caminos m√°s seguros y claros. Queda todav√≠a mucho por hacer en el terreno ling√ľ√≠stico-cultural que ata√Īe a ambos pueblos. Os animo a comparar la morfolog√≠a verbal y las variedades dialectales, y a analizar la cultura y las tradiciones (bailes, ritos, leyendas, etc.) que hayan podido compartir.

i) Conclusiones

A mi juicio, aporto pruebas v√°lidas y suficientes que permiten pensar que el dog√≥n sea la lengua originaria del euskera. Por consiguiente, el euskera, considerado hoy el idioma m√°s antiguo de Europa, no es, en su origen, europeo, sino africano. Mi estudio titulado ‚ÄúUn enigma esclarecido: el origen del vasco‚ÄĚ (que tengo registrado) puede contribuir en gran medida a un mejor conocimiento del pasado del euskera y a la reconstrucci√≥n del protovasco. Es un estudio estrictamente ling√ľ√≠stico, que sin embargo supone elementos socioculturales y valoraciones relevantes que invitan a la reflexi√≥n.

Creo que el dog√≥n es probablemente un nuevo miembro de la familia ling√ľ√≠stica que Hans Mukarovsky en 1965 denomin√≥ Euro-sahariano, una base esencial para poder confirmar la supuesta difusi√≥n del vasc√≥n por toda la Pen√≠nsula Ib√©rica y un valioso elemento de apoyo para las conocidas tesis vasc√≥nicas de Theo Vennemann, Kalevi Wuiik y Stephen Oppenheimer. A mi entender, el dog√≥n ha de ser incluido en la superfamilia¬† den√©-cauc√°sica, a la que igualmente pertenece el euskera.

Por √ļltimo, deseo trasladaros mi convencimiento de que el dog√≥n y el vasco tienen “algo” que decir en el ambicioso proyecto ling√ľ√≠stico, iniciado hace ya tiempo por ling√ľistas y fil√≥logos rusos y norteamericanos, conocido como Mother Tongue o Protohuman, esto es, el lenguaje humano originario.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Apartado: Jaime Martin  | Etiquetas: , ,  |  A√Īadir comentario
• Domingo, Agosto 24th, 2014

Laugarren post honetan bi hizkuntzen egiturak aztertu eta alderatu ditu Jaimek:

f) Metodología: estudio de la estructura oracional

La Ling√ľ√≠stica Comparada establece que, si se quiere dar fundamento s√≥lido a un parentesco pr√≥ximo o comunidad de origen, deben confirmarse los paralelos l√©xicos con una semejanza estructural.

Para este propósito he seguido el método más adecuado, que es la Tipología del orden de palabras de Greenberg. Una vez aplicado, la comparación estructural del euskera con tres dialectos dogón ha mostrado una correspondencia exacta de los elementos en la frase: SOV, GN, NA, ND y uso de postposiciones, además de otros importantes rasgos morfosintácticos comunes.

El dog√≥n coincide con el vasco en ser lengua aglutinante, carecer de g√©nero gramatical y no tener r ni f en posici√≥n inicial de palabra (esta √ļltima consonante s√≥lo figura en dog√≥n en contados pr√©stamos). Pero el dog√≥n se diferencia del vasco, por ejemplo, en que carece de sujeto ergativo y declinaciones. De todos modos, son muchas m√°s las coincidencias que las diferencias.

A continuación doy numerosos ejemplos en dogón, donde se pueden apreciar características estructurales comunes:

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Apartado: Jaime Martin  | Etiquetas: , ,  |  A√Īadir comentario
• Viernes, Agosto 22nd, 2014

También, he dado a conocer más de sesenta ejemplos de léxico comparativo entre las dos lenguas y quince propuestas de evolución, desde el dogón, para etimologías de Joseba Lakarra.

He aquí algunas de esas propuestas :

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Apartado: Jaime Martin  | Etiquetas: , ,  |  A√Īadir comentario
• Mi√©rcoles, Agosto 20th, 2014

d) Origen de la investigación

Pues bien, como algunos de vosotros sab√©is, yo he dedicado doce a√Īos a un estudio comparativo entre el euskera y el dog√≥n, que es la lengua m√°s hablada en Mal√≠, en la zona subsahariana del √Āfrica occidental. Han sido dos a√Īos para recopilaci√≥n de material y diez para su selecci√≥n, cotejo y valoraci√≥n.

¬ŅC√≥mo surgi√≥ el estudio? Por una parte, mi inter√©s filol√≥gico por el euskera, lengua antiqu√≠sima que tiene adem√°s el sugestivo componente de misterio, singularidad y controversia. Por otra, mi encuentro casual con la lengua y la cultura dog√≥n, hace ya mucho tiempo, por medio de la obra ‚ÄúEthnologie et Langage. La parole chez les Dogon‚ÄĚ de Genevi√®ve Calame-Griaule.

La conjunci√≥n de ambas circunstancias ha sido el punto de partida de la investigaci√≥n, planteada desde¬†una doble perspectiva, l√©xica y estructural, una vez convencido de que nada imped√≠a comparar entre s√≠ dos lenguas vivas que tienen formas atestiguadas. En mi opini√≥n, uno ha de acercarse al estudio de una lengua sin ideas preconcebidas y sin prejuicios de ninguna clase, sean √©tnicos, socioculturales o ling√ľ√≠sticos.
e) Metodología: estudio del vocabulario

En el estudio l√©xico he seguido el m√©todo l√©xico-estad√≠stico de Swadesh para el vocabulario b√°sico y suplementario, al que he a√Īadido vocabulario general (nombres, verbos, adjetivos y adverbios). La comparaci√≥n¬† l√©xica entre las dos lenguas (en dog√≥n he consultado el vocabulario de catorce dialectos) ha comprendido 2.274 palabras, con un resultado de 1.633 pares de semejanza, lo que representa m√°s de un 70% del total. Suponiendo que elimin√°semos, por incorrectas o dudosas, doscientas palabras de ese corpus, el porcentaje seguir√≠a siendo el mismo. Este dato me parec√≠a, en principio, un buen indicio del parentesco que pod√≠a existir.

Que  yo sepa, hasta ahora ninguna de las lenguas africanas con las que ha sido comparado léxicamente el vasco, ha arrojado tan elevado índice de similitudes. Ni  la comparación que ha hecho Antonio Tovar con el bereber en 1961 (porcentaje máximo 11), ni la de Hans Mukarovsky en 1981 con las lenguas mande (15,2 para la kpelle) o con el fula (14).

Debo destacar especialmente en el estudio l√©xico que la forma dog√≥n tiene, en el 90% de las comparaciones realizadas, m√°s profundidad temporal que la vasca, y que hay casos en que ambas lenguas coinciden en tener casi las mismas palabras (hasta ocho variantes) para designar conceptos como ‘cortar’, ‚Äėcoger‚Äô, ‚Äôgrande‚Äô o ‚Äėpeque√Īo‚Äô.

En la web de Euskeraren Jatorria he expuesto los apartados en que he desglosado, para un an√°lisis lexem√°tico, el vocabulario que ha servido de base de estudio, seg√ļn la caracter√≠stica:

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Apartado: Jaime Martin  | Etiquetas: , ,  |  A√Īadir comentario
• Lunes, Agosto 18th, 2014

En los próximos post Jaime Martin nos expondrá su propuesta de que el euskera puede proceder de la lengua dogón. Esta ponencia la expuso en el IX. Congreso sobre el Origen del Euskera.

a) El lenguaje y el tiempo

Los seres humanos no solemos dar la importancia debida al lenguaje. Tendemos a fijarnos sobre todo en su función de transmitir ideas y sentimientos, en su aspecto puramente práctico, dentro del marco de su misma inmediatez. Sin embargo, olvidamos a menudo la trascendencia de la palabra y la dimensión temporal del lenguaje.

En realidad el ser humano, por medio del lenguaje y de su pilar básico, la palabra, construye su propia configuración del mundo, crea su microcosmos. La facultad de hablar es así a la vez atributo y testimonio del hombre, y deja una huella casi indeleble. Es precisamente esa perdurabilidad lo que da trascendencia a la palabra. La palabra es, pues, como un puente levadizo que se baja para acceder al pasado y ayuda a conformar la prehistoria de las lenguas y de los hombres.

b) La léxico-estadística o glotocronología

Pero la dimensi√≥n temporal del lenguaje, o sea, el lenguaje en el tiempo, s√≥lo se tuvo en cuenta a partir de 1870, en pleno auge de los estudios sobre el indoeuropeo. El primero en abordar la significaci√≥n del factor temporal para el lenguaje fue el ling√ľista norteamericano Morris Swadesh en 1948, al desarrollar en una ponencia el concepto de profundidad temporal (time depth) en √°mbitos ling√ľ√≠sticos. Unos a√Īos m√°s tarde dar√≠a a conocer su m√©todo l√©xico-estad√≠stico o glotocronol√≥gico, especialmente pensado para ser aplicado a lenguas sin historia conocida.

Es un m√©todo cuantitativo de an√°lisis de las semejanzas entre lenguas, raz√≥n por la que es tambi√©n denominado estad√≠stica del l√©xico. Seg√ļn Swadesh, 12.000 a 15.000 a√Īos parecen muy aceptables como l√≠mite para reconocer la ” identidad ” de una lengua o familia ling√ľ√≠stica. Por otra parte, un 50% a 60% de semejanzas indicar√≠a ya relaci√≥n pr√≥xima o estrecho parentesco entre lenguas.

c) La tipolog√≠a ling√ľ√≠stica

Comprobado el hecho de que el lenguaje cambia a lo largo del tiempo, dependerá de la profundidad temporal que la transformación que sufra la estructura de una lengua sea cuantitativa o cualitativa, afectando con intensidad variable a sus rasgos específicos. De este modo llegaron a ser importante objeto de investigación los caracteres tipológicos de una lengua.

En lo que se refiere a tipolog√≠a ling√ľ√≠stica, tiene hoy merecido prestigio el ling√ľista norteamericano Joseph Greenberg (fallecido en 2002) por haber creado un m√©todo conocido como Ling√ľ√≠stica sistem√°tica, que desarrolla procedimientos id√≥neos para determinar semejanzas l√©xicas y clasificar lenguas. Fruto de sus trabajos durante cuarenta a√Īos son por ejemplo, la Tipolog√≠a del orden de palabras en la frase, la definici√≥n de los universales del lenguaje (caracteres ling√ľ√≠sticos comunes a todo el g√©nero humano), la clasificaci√≥n de las lenguas de √Āfrica (1963) en cuatro grandes grupos, y la inclusi√≥n del indoeuropeo en el Eurasi√°tico (2000 y 2002).

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Apartado: Jaime Martin  | Etiquetas: , ,  |  A√Īadir comentario