• Viernes, Noviembre 02nd, 2018

Dijo Humboldt, en la página 213 de su libro Los primitivos habitantes de España. Capitulo XLIX:

<<1- El estudio comparativo de los antiguos nombres de lugar de la Península Ibérica con la lengua vasca demuestra que éste era el idioma de los iberos, y puesto que este pueblo parece haber tenido un único idioma, resultan expresiones sinónimas pueblos ibéricos y pueblos que hablan el vasco.

2- Los nombres de lugar vascos se hallan en toda la Península sin excepción, igual que los iberos se distribuían por toda ella.

3- Pero existen otros nombres de lugar entre los de la Península, cuya comparación con los nombres de lugar de tierras habitados por celtas, muestra que son de origen céltico; y sirven para reconocer cuando faltan los testimonios históricos, las poblaciones donde los celtas se habían mezclado con los iberos.

4- De acuerdo con esto, los iberos, sin estar mezclados con los celtas, sólo habitaron en torno a los Pirineos y en la costa meridional; ambos pueblos mezclados ocupaban las tierras del interior, Lusitania y la mayor parte de la costa norte.

5- Los celtas ibéricos se relacionan por su lengua con la de los celtas, de la que proceden los antiguos nombres de lugar galos y britanos y los idiomas aún vivos de Francia y Gran Bretaña. No obstante, probablemente no eran simples colonias de tribus galas (migraciones aisladas de un lugar que quedaba atrás), como demuestra la diferencia de carácter e instituciones. Quizás se trataba de los que habían poblado la Galia desde tiempo inmemorial o al menos antes que los galos. En todo caso, en su fusión con los iberos era el carácter ibérico el que predominaba y no el galo, tal como los romanos nos lo han dado a conocer.

6- Fuera de España hacia el norte, no se encuentra ningún rastro de iberos, si se exceptúa la Aquitania ibérica y una parte de la costa del Mediterráneo. En particular los Caledonios no pertenecían al linaje ibérico, sino al céltico.

7- Hacia el sur, los iberos poblaron las tres grandes islas del Mediterráneo, como lo demuestran tanto los testimonios históricos como los nombres de lugar vascos. Sin embargo, posiblemente no procedían, o al menos no todos, de Iberia o de la Galia, sino que ocuparon estas islas desde tiempos inmemoriales o bien procedían de Oriente.

8- Todavía no se ha demostrado que los iberos se contasen entre los primitivos habitantes de Italia continental. No obstante, se encuentran varios nombres de lugar vascos que pueden servir como fundamento de tal presunción.

9- Los iberos son diferentes en carácter e idioma de los celtas, tal y como conocemos a éstos por el testimonio de griegos y romanos y por los restos de su lengua. No existe, a pesar de todo, ninguna razón para negar todo parentesco entre ambas naciones; los iberos muy bien pudieran ser un linaje perteneciente a los celtas, aunque desgajado con anterioridad de ellos.

Estas conclusiones se han alcanzado a lo largo de mi investigación únicamente mediante la comparación de los nombres de lugar, como series de fidedignos documentos históricos, con la lengua vasca. Me he impuesto como objetivo limitarme a esta tarea, para así valorar, confirmar y ampliar las investigaciones hasta hoy realizadas, que prescindían casi totalmente de la lengua epicórica de Iberia.

Mas, para completar exhaustivamente las investigaciones sobre los primitivos habitantes de la Península, se deberá comparar también, con independencia de testimonios históricos y relaciones de lugar, la lengua vasca con los demás idiomas de la Europa occidental, único modo de aclarar de manera definitiva el último de los puntos expuestos. Pero ésta es una tarea mucho más difícil y que exige otros presupuestos>>.

Hemos visto, que Humboldt nos habla de nombres de lugar celtas en la Península Ibérica. Humboldt llegó a esta conclusión, por la gran cantidad de lugares, con el nombre de BRIGA, que había en la antigüedad en la zona centro y oeste de la Península. Coincidiendo con la zona donde más abundaba la trashumancia en la Península.

De lo que no se dieron cuenta ni Humboldt, ni Hervás, era, de que el formante ibérico BRI, es una variante de los numerosos formantes BIR,  BER, MIR y MER = río o ríos,  que encontramos abundantemente en toda la península Ibérica, incluso con el mismo formante BRI, de Briga, bajo nombres como: Canta-BRI-a, BRI-ones, SanaBRI-a, etc.

Además el cambio de BIR a BRI, lo encontramos también en los formantes TIR o TER = río, de TIR a TRI, lo tenemos en TRIANA = río grande. El barrio de Triana = Barrio del río grande, y el puente de Tri-ana = puente del río grande, nos indican con total precisión el lugar la situación concreta de Triana.

Y el cambio de TER = río, a TRE, lo encontramos con el mismo significado de río en TRE-MP. De TRE = río, y MP no sé lo que significa, pero viendo el pueblo en un bajo llano, junto al río. Y que ME y PE = suelen significar “bajo”, en toponimia. No sería un disparate creer que TREMP significara. “llano bajo del río”.

Lorenzo Hervás Panduro, también compartía con Humboldt, la creencia de que Briga, era palabra celta. En mi opinión tanto Humboldt, como Hervás, se equivocaron sobre el origen céltico de BRIGA.

Y fue prácticamente determinante, que Humboldt y Hervás creyeran que la palabra Briga, era celta, para que algunos lo aceptaran como un acto de fe, debido al gran prestigio del que ambos gozaban en el ámbito lingüístico internacional en aquella época. Yo no sé, si aquí ha habido celtas o no. Lo que sí sé, es que no los veo reflejados en la toponimia ibérica por ninguna parte.

También dijeron Humboldt y Hervás, que el vasco y el ibérico, eran la misma lengua, al menos, en lo que a la toponimia se refiere. En esto no les hicieron ningún caso. Más adelante hablaremos sobre el topónimo Briga más extensamente.

Porque no había en mi opinión, nombres de lugar habitados por celtas, sino nombres de lugar ibéricos que llevaban incorporado el formante ibérico BRIGA, y que Humboldt y Hérvas, creían equivocadamente que era palabra celta, pero que Astarloa y Larramendi, nunca se lo creyeron?

Hemos visto punto por punto, los 9 puntos que Humboldt había efectuado de sus investigaciones. Y como no podía ser de otra manera, el tiempo y la investigación, ha dejado buena parte de sus tesis obsoletas.

Humboldt, citando a Estrabón escribió:<<Solamente hace mención de los Celtiberos cuando sus descripciones le brindan esa oportunidad, sin dedicarles una atención particular y menos aún de forma que indique su diferencia con los iberos. Jamás afirma que tuviesen un idioma propio>>.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Sarrera honen iruzkinak jarrai ditzakezu ondorengo rss jarioaren bitartez: RSS 2.0
You can leave a response, or trackback from your own site.
Añadir comentario