• Viernes, Mayo 24th, 2024

A este respecto, la Asociación Euskeraren Jatorria queremos comunicar lo siguiente:

1-La arqueometría por delante. En nuestra humilde opinión un premio de investigación no puede concederse a alguien que no ha sabido respetar un campo de investigación concreto. El tema de los grafitos de Iruña-Veleia es un tema arqueológico que, como decía Henrike Knörr, hay que resolver desde de la arqueometría (la ciencia que determina la antigüedad de un objeto), pero Joaquín se inmiscuyó desde la lingüística y difundió en todos los medios lo que puede aparecer y no puede aparecer en euskera. Las teorías que se imparten en la lingüística vasca son eso, teorías, y hasta que no se daten los grafitos no podremos darlas por válidas. Y un objeto arqueológico, en este caso, una inscripción antigua si es verdadera o no nos lo dirá la arqueometría, no la lingüística. Debemos recordar cuando Eliseo solicitó en el 2008 que se datasen los grafitos Joaquín junto con el resto de los miembros de la UPV de la Comisión Asesora, se lo denegaron. Tampoco en el juicio se dataron los grafitos por lo que llevamos ya 16 años sin datacioness.

2-“Veleia” o “Beleia”? Así, en el informe que Gorrochategui realizó sobre Iruña-Veleia hay graves fallos por intentar poner la lingüística por encima de la arqueometría. Por ejemplo, aseveró que las  12 inscripciones donde aparecía la palabra “Veleia” encontradas por Eliseo Gil eran falsas, ya que en caso de que aparecer esta palabra debía haber aparecido escrita “Beleia” según la teoría de Mitxelena. Sin embargo, tras la expulsión de Eliseo, un empleado al hacer las obras del aparcamiento encontró otra inscripción con “Veleia”, la treceava. Esto nos indica que hay cosas que se enseñan en Filología Vasca que hay que empezar a cambiar.

3-Vasconización tardía. Joaquín también se ha posicionado en contra de la ciencia en el tema de la euskaldunización tardía porque la apoyó al ofrecer su imagen en el documental realizado al respecto por Alberto Santana. Tampoco después ha rechazado públicamente esa teoría sin fundamento que va en contra del euskera y no ha hecho nada para obligar a ETB a retirar el documental.

4-Irulegi. En el caso de la Mano de Irulegi consideramos que su comportamiento ha sido un tanto erróneo. Al principio nos dijo que aparecía “Zorioneku”, luego “Zorioneke”. Añadió que estaba escrita en una lengua vascónica pero no en euskera antiguo. Pero, si en las estelas romanas aparecen casi exclusivamente palabras latinas y en euskera (no “vascónicas”), no solo en Euskal Herria sino en el territorio que va desde Aquitania hasta Soria, y no una ni dos palabras, sino varias decenas, ¿cómo podemos poner en duda que el texto de Irulegi debe ser euskera estando en el centro de ese gran espacio? ¿Y cómo es posible que cuando sus compañeros de trabajo han escrito unos informes en los que dicen todos que eso no es euskera, bien coordinados, no haya  dicho nada?

Cuando en Iruña-Veleia ya se han destruido 6 zonas importantes con la excavadora, la última de ellas con el destrozo total de los restos del convento de San Juan, el Gobierno Vasco quiere justificar el papel que Joaquín ha desempeñado en este yacimiento, pero el pueblo sabe perfectamente cuál ha sido su labor en esta materia: está justificando ideológicamente la destrucción del yacimiento y ha negado la arqueometría poniéndose con ello en contra de la ciencia.

Euskeraren Jatorria

2024.05.24

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Sarrera honen iruzkinak jarrai ditzakezu ondorengo rss jarioaren bitartez: RSS 2.0
You can leave a response, or trackback from your own site.

Un comentario

  1. 1
    Josu naberan 
    Martes, 11. Junio 2024

    Ulergarria sariak ematea hain nagazionista izanik: euskeraren kontra negazionista, jakina.

    UN:F [1.8.8_1072]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Añadir comentario