• Viernes, Abril 26th, 2013

En el capítulo octavo se habla sobre la falta de coherencia con el estado del protoeuskera de hace 3.000 años:

8. El modelo reconstruido de preprotoeuskera no resulta coherente con el estado de las lenguas hace tres milenios

Atendiendo al punto de vista histórico-semántico, el panorama que nos ofrece la reconstrucción de las raíces CVC supuestamente genuinas no puede ser más llamativo por lo rudimentario. Según su modelo, el preprotoeuskera sólo disponía de un reducido número de palabras que expresaban ideas primarias: arriba, abajo, pequeño, negro, malo, crudo, poner, cerrar, macho, animal, etc. Ni rastro de conceptos complejos o abstractos, cosa que lo convertiría en un idioma apto únicamente para expresar mensajes elementales.

Si esta lengua reconstruida se habló según se propone mucho antes del año 500 a.C., quizás hace tres milenios, esto nos situaría en los tiempos que la arqueología ha denominado «Bronce Final», con lo que el preprotoeuskera habría sido contemporáneo del griego arcaico (hablado por los micénicos y continuado después en los poemas homéricos), el babilonio de Mesopotamia, o el egipcio de los Imperios Nuevo y Tardío.

Por tanto disponemos de abundante información sobre el estado de lenguas en aquella época, que eran sistemas aptos para una comunicación precisa, disponían de abundante vocabulario, términos abstractos, construcciones de frase elaboradas, etc. El griego micénico, por ejemplo, sin llegar a la complejidad del clásico, era un instrumento de comunicación perfectamente útil para una sociedad desarrollada, y con unos cuantos añadidos sería aprovechable incluso para nuestra civilización.

Aunque la Europa atlántica en la que se situarían presumiblemente los (pre)protovascos no alcanzaba el nivel tecnológico del oriente mediterráneo, las investigaciones arqueológicas han demostrado que las sociedades pirenaicas y de sus alrededores fueron mucho más complejas de lo que se pensaba hace unas décadas. La fachada atlántica constituyó durante la Edad de Bronce un vasto espacio de comercio e intercambios por vía marítima, desde las Islas Británicas al Guadalquivir, lo cual demuestra un cierto desarrollo socioeconómico. Es la época en la que se construyeron los abundantes crómlechs pirenaicos, de los que se deduce la existencia de una religión con elaborados rituales y tradiciones acerca del mundo espiritual.

Los modelos reconstruidos de protoindoeuropeo y protosemítico se retrotraen hasta el 3000 a.C. aproximadamente, dos milenios antes del supuesto preprotoeuskera, y hasta para estas lenguas hipotéticas utilizadas en sociedades con menor nivel tecnológico que el de los preprotovascos, podemos reconstruir un amplio vocabulario para comunicar conceptos complejos.

Por el contrario, en el caso del preprotoeuskera no conocemos pistas de cómo se expresaban ideas tan cotidianas para gentes de aquellas épocas como espada, comercio, tratado, alianza, ley, castigo, delito, matrimonio, celebración, cerámica, guerra, paz, venganza, honor, estaño, cobre (ni siquiera la de metal en general), sacerdote, sacrificio, crómlech, ritual, oración, maldición, embarcación, dios, jefe, vasallaje, siervo, libre, artesano, orfebre, etc.

Una forma de garantizar la plausibilidad del modelo de (pre)protovasco reconstruido por Lakarra sería demostrar que al menos algunas de las raíces reconstruidas eran aptas para elaborar discursos acerca de nociones complejas: un tratado comercial, una oración religiosa, una declaración de leyes, la fabricación de una herramienta de bronce… Las raíces, derivados y compuestos del protoindoeuropeo y protosemítico presentan suficiente diversidad para ello, mientras que los preprotoeuskera y protoeuskera de Lakarra no cuentan ni siquiera con muchas pistas acerca de su gramática, sintaxis, aspecto y tiempo del verbo, etc. En tales condiciones, mientras no se dé explicación al problema de cómo expresaban los (pre)protovascos los conceptos habituales de la época, la lengua reconstruida por el profesor de la UPV es inadmisible por su exagerado primitivismo.

VN:F [1.8.8_1072]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Lakarra a examen. Capítulo 8: incoherencia con la lengua de hace 3 milenios10.0101
Sarrera honen iruzkinak jarrai ditzakezu ondorengo rss jarioaren bitartez: RSS 2.0
You can leave a response, or trackback from your own site.
Añadir comentario